Ingeniería informática: la profesión del pleno empleo en España

Las empresas relacionadas con la tecnología están en auge en Europa por lo que matricularse en una carrera afín es sinónimo de conseguir un trabajo. Las instituciones gradúan pocos alumnos para las exigencias del mercado.

ingenieria informatica

Elegir una carrera universitaria es para muchas personas una cuestión de vocación. Sin embargo, hay profesiones que se deben tomar en cuenta a la hora de matricularse, pues representan un empleo seguro, incluso antes de llegar al acto de grado. En España, la Ingeniería en Informática es una de ellas.

En dicho país la demanda laboral de informáticos es tan alta, que supera la cantidad de ingenieros disponibles, al menos así lo ha explicado Juan Pablo Peñarrubia, autoridad rectora del colegio que agrupa al gremio. La oportunidad de un alumno de conseguir un empleo al concluir sus estudios es de 95,6%.

La posibilidad de trabajar de inmediato es una ventaja, pero paradójicamente también representa un motivo de abandono del aula. Esto ocurre en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sistemas Informáticos (Etsisi), según ha señalado su director Agustín Yagüe, quien ha dicho que desde el tercer año de la carrera los universitarios consiguen un cargo en una empresa, por lo que se van antes de tiempo o congelan la matrícula. Sólo a ese centro llegan mensualmente unas 40 vacantes.

Pocos graduandos y mucha demanda

La situación señalada hace que en el Etsisi sean pocos los egresos. En la promoción de 2016 apenas se graduaron 181 personas. Idéntica situación enfrenta la Universidad de Málaga, cuyas estadísticas indican que sólo unos 150 alumnos culmina la carrera. Mientras, el campo tecnológico de la urbe reclama unas 1000 plazas al año.

El directivo de la institución malagueña, Ernesto Pimentel, ha comentado que en el transcurso de la primera etapa un 25% deja los cuadernos-en gran parte-porque van con una visión errada de la carrera, pues es muy exigente al igual que todas las ingenierías. No sólo se trata de programas, software y ordenadores. También hay clases de matemáticas y física, a las que no todos logran enfrentarse con éxito.

El ministerio educativo español ha indicado que de 45.430 alumnos inscritos en estudios informáticos 4.554 consiguieron su título. En toda Europa los empleos disponibles en el área de la tecnología se cifran en 900.000. La brecha es descomunal.

Autoridades de las universidades españolas aseguran que los especialistas nativos superan el estimado de eficacia de los profesionales del mercado y eso se demuestra con lo mucho que son solicitados por las organizaciones del ramo. Además, las materias que se imparten en los centros están evolucionando según los constantes cambios que se exigen. Los programas se adaptan a los avances tecnológicos, y los chicos salen preparados para asumir las tareas que les son requeridas.

Las mujeres escapan de la carrera

Otro problema que franquean las instituciones del área informática es que la mayoría de los inscritos son hombres. Reportes del Etsisi demuestran que escasamente un 10% de los estudiantes son del sexo femenino. La cantidad es casi igual en los otros institutos de enseñanza superior, aunque la cifra general (en todo el campus) señala que hay disparidad de género.

Pimentel cree necesario que la informática llegue a la primaria para incentivar a todos por igual. En el centro que preside, las chicas sólo ocupan el 15%. Por ello ve imperiosa la necesidad de buscar mecanismos que permitan dar un giro a este hecho, y así poder llenar las plazas que precisa el país.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 2
Loading ... Loading ...