Informática e internet en la tercera edad

Hay quien piensa que las nuevas tecnologías y la tercera edad son incompatibles, pero en nuestro entorno más cercano existen varios ejemplos de que no es así. Frente a la simpática y tópica experiencia de regalarle un móvil al abuelo y que jamás descubra cómo funciona, hay muchas personas mayores que logran adentrarse en este mundo y participar de él como los que más. Y es que tras la jubilación, con tanto tiempo libre a disfrutar, este tipo de actividades se convierte en una opción ideal para mantenerse activos.

Hay quien piensa que las nuevas tecnologías y la tercera edad son incompatibles, pero en nuestro entorno más cercano existen varios ejemplos de que no es así. Frente a la simpática y tópica experiencia de regalarle un móvil al abuelo y que jamás descubra cómo funciona, hay muchas personas mayores que logran adentrarse en este mundo y participar de él como los que más. Y es que tras la jubilación, con tanto tiempo libre a disfrutar, este tipo de actividades se convierte en una opción ideal para mantenerse activos.

Una pareja habla con su hijo por Skype

Pero vayamos por partes. ¿Cuáles son las ventajas de la informática y el uso de internet en la tercera edad? La primera y fundamental, el ejercicio mental. Si bien es cierto que es fundamental mantener la actividad física alcanzada la vejez, se suele dejar a un lado el ejercicio de la mente. Pero hay que tenerlo muy en cuenta, ya que el aprendizaje y ejercicio de la memoria en estas edades ayuda a la prevención de enfermedades como el alzheimer o la depresión. Y es que el uso de ordenadores y, sobre todo, la navegación en la red es una forma muy fácil de mantenerse activo y en contacto con los demás. Además, rompe fronteras generacionales con la gente más joven y permite el contacto entre personas de diferentes edades, lo cual siempre es muy enriquecedor.

Vistas las ventajas, pasemos a lo realmente importante: cómo hacer esta aproximación. La forma más fácil de hacerlo es mediante un cursillo de informática. La oferta de estos cursos dirigidos a personas mayores es cada vez más variada, incluso podríamos decir que está de moda. Basta con dirigirse a un centro cívico o especializado en el cuidado o las actividades para la tercera edad y preguntar. Seguro que encontraremos uno muy cerca de casa, y ofrecen la ventaja de una formación especializada en este colectivo. Algunos incluso tienen material especial, como pizarras interactivas, pensado para las personas con más dificultades. Las actividades están pensadas para esta franja de edad, y el profesorado tiene experiencia en las dificultades que presenta.

En líneas generales, el proceso de formación se divide en familiarización, sensibilización y consolidación. Eso significa que tras aprender lo básico se puede escalar a un estadio superior y descubrir hobbies relacionados con el mundo de la informática. En ese sentido, tiene mucho éxito el aprendizaje en el uso de Photoshop, aunque muchos estudios afirman que la actividad favorita de la gente mayor en la red es la relacionada con la vida social: chats y envío de mails. Sea como sea, el creciente contacto de la tercera edad con la red y la cantidad de tiempo que le dedican una vez la dominan ha propiciado la aparición de páginas web dedicadas especialmente a las personas mayores. En este link encontraréis algunos ejemplos.

Si tenéis interés en adentraros en el mundo de internet, no penséis nunca que la edad es un impedimento para ello. ¡Al contrario! Y si lo que queréis es animar a alguien para que descubra este universo, ya os hemos facilitado algunas claves para empezar. ¡A navegar!

Foto: parent skype por SparkCBC en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...