Expertos piden mayor flexibilidad para las universidades

El grupo de expertos EuropeG ha elaborado un informe en el que pide una mayor autonomía del sistema universitario español para poder conseguir excelencia académica y en el campo de la investigación. Los responsables han exigido mayor decisión sobre la financiación, el precio y la oferta de las carreras y la dirección del centro.

El grupo de opinión y reflexión en economía política EuropeG ha pedido al Gobierno de España una reforma “profunda” del sistema universitario. La organización ha alegado que las universidades necesitan una mayor autonomía en ámbitos como la definición de los precios públicos de las titulaciones, la elección de la oferta académica y la selección de sus estudiantes para conseguir una mayor competitividad en la economía española.

En el informe “La reforma de la universidad. Un impulso a la competitividad de la economía española”, presentado este lunes por el profesor Martí Parellada y la coordinadora del trabajo Gemma Garcia en el Parc Científic de la Universitat de Barcelona (UB); expone la necesidad de flexibilizar el sistema universitario español. En la elaboración del estudio también han participado el exconsejero de Economía de la Generalitat de Cataluña Antoni Castellas y los profesores Manuel Castells, Josep Oliver y Emilio Ontiveros.

El estudio ha comparado la situación del sistema español con los de otros centros europeos y norteamericanos de referencia, verificando que el éxito de estas universidades y de sus estudiantes guarda relación con una mayor autonomía. Por ello, los impulsores de este informe reclaman una reforma que permita una mayor gestión del presupuesto y el patrimonio, elegir la política de contratación del personal y sus condiciones laborables además de tener la capacidad para establecer el precio público de sus titulaciones.

Otro de los puntos que han pedido los expertos es la modificación va más allá del plano económico e insta a cambiar el modelo actual de gobernanza de las universidades, eliminando el Consejo Social y el trámite de elecciones para escoger al rector. Así pues, el Grupo EuropeG ha propuesto la creación de un Consejo de Gobierno, integrado por representantes de la sociedad, cuya función sea la de designar al responsable del centro y la aprobación de las cuentas y los objetivos estratégicos de la universidad.

“El sistema de gobernanza español tiene claras insuficiencias porque prioriza la política de consenso de los grupos académicos y administrativos”, se ha quejado Parellada, quien ha alegado que esta situación constituye una barrera para la flexibilidad en la toma de decisiones. Asimismo, la rigidez del sistema universitario español se convierte en un lastre para alcanzar un modelo de excelencia académica, según han destacado los impulsores de este informe.

Al respecto, Parellada ha recalcado la importancia de garantizar la autonomía de los centros de enseñanza universitaria mediante mecanismos de condiciones para “evitar la influencia partidista” en cuanto a la designación de los representantes del Consejo de Gobierno único propuesto por el informe. Es más, el profesor ha apuntado que sus miembros deberían ser propuestos por la propia comunidad universitaria y no por el Gobierno.

No más recortes en el sistema universitario

El profesor de la Universidad de Barcelona Martí Parellada ha exigido el cese de los recortes en el sector de la enseñanza superior y ha pedido una mayor inversión en el sistema universitario en la medida de lo posible. Parellada ha realizado un llamamiento para que el gasto público que se destina a las universidades deje de disminuir ya que esta situación puede afectar al funcionamiento del presente y del futuro de estos centros.

Parellada ha explicado que los centros, a su vez, deben conseguir una mayor financiación privada por parte de donaciones de particulares y empresas a universidades, aunque manteniendo la financiación pública los mecanismos para conseguir la “equidad” en el acceso a los estudios universitarios. Por ello, también ha instado a los centros y a la administración ha desarrollar un sistema de becas potente que equilibre el aumento del precio de las matrículas.

Por último, el grupo de expertos ha recalcado que la universidad es una herramienta “básica para la competitividad de la economía” de un país, recordando que en el caso español cerca de 222.000 personas se graduaron en el pasado año. Las cifras más destacadas en el informe han sido que el sistema universitario ha recibido un 30% del gasto estatal en I+D+i, ha dado una ocupación al 48% de los equipos de investigadores españoles y ha conseguido un 17% de las solicitudes de patentes internacionales y un 69% de las publicaciones científicas españolas; por lo que es un sector de vital importancia para la economía del país.

Foto: jcorrius

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...