Estudiar Derecho ¿futuro laboral asegurado?

La carrera de Derecho exige tiempo ya que el temario suele ser un poco extenso y debe memorizarse ya que en el mundo laboral se utilizaran esos conocimientos a diario. Sin embargo, este tipo de estudios cuenta con múltiples salidas laborables que, habitualmente, se corresponden al grado de estudios adquirido y cualquier tipo de empresa suele necesitar de los servicios de alguien vertido en leyes.

Estudiar Derecho ¿futuro laboral asegurado?

Estudiar Derecho ¿futuro laboral asegurado?

Cursar un grado derecho es una buena opción para procurarse un buen futuro laboral si se tiene el tiempo necesario para dedicarse únicamente al estudio. La diferencia fundamental entre un grado en derecho y una licenciatura es que el alumno debe prepararse más temario por su cuenta, pero cuenta con la ventaja de tener menos horas lectivas. Hacer un grado en Derecho comporta hacer un trabajo continuo y por cuenta del alumno, así que lo recomendamos a aquellas personas sin jornada laboral o muy reducida si quieren sacarse el grado en cuatro años. En caso contrario, pueden cursar los estudios de Derecho en universidades a distancia o alargando los años de carrera.

La dificultad de la carrera es reducida si se tiene una buena capacidad de memorizar, ya que muchos de los conocimientos que se enseñan a lo largo de la carrera serán usados a diario. Algunos de las asignaturas que se cursan quedan relacionadas con el derecho romano, el derecho civil, el derecho penal, el derecho administrativo, el derecho canónico y eclesiástico del estado o el derecho financiero.

Las personas que han estudiado derecho, normalmente, encuentran un trabajo acorde con sus estudios con más facilidad que el resto de universitarios. Las múltiples salidas laborables, tanto en ámbito privado como en el sector público, junto con la creciente necesidad de disponer de una persona con amplios conocimientos de leyes hacen de esta carrera una de muy interesante para encontrar una salida profesional al terminar los estudios.

Las salidas laborables de las personas que han completado con éxito los cuatro cursos de los que se compone derecho son muy variadas. No obstante, los estudiantes cuentan con la ventaja de haber estudiado todos los ámbitos y así tienen más claro en qué especializarse o trabajar. Algunos ejemplos de salidas profesionales son: funcionariado (oposiciones), notarías y registros opositar, pero hay otros trabajos que pueden realizarse teniendo solo la carrera), bancos, aseguradoras, departamento jurídico de empresas, gestorías, abogacía, procurador, judicaturas,  fiscalías, administradores de fincas o servicios jurídicos de mutuas.

Foto: sergis blog en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...