España, el segundo país de la UE con mayor tasa de fracaso escolar

España es el segundo país de la UE con una mayor tasa de fracaso escolar, pues un 19% de los jóvenes de 18 a 24 años no ha conseguido el título de Secundaria. La cifra se encuentra aún muy por encima de la media pactada de 15% para 2020.

fracaso

España es el segundo país de la Unión Europea con una mayor tasa de fracaso escolar, pues el 19% de los jóvenes de entre 18 y 24 años han abandonado prematuramente los estudios sin haber completado la Educación Secundaria Obligatoria y no han cursado ningún tipo de formación en el último mes. Se trata de una cifra muy superior a la media europea, que los datos de 2016 de Eurostat sitúan en el 10,7% de población joven.

Los jóvenes españoles de 18 a 24 años son los segundos que presentan una mayor tasa de fracaso escolar más elevada con un 19%, tan sólo superados por los Malta (19,6%). Si bien España ha logrado reducir de forma notable la tasa de abandono escolar, pasando del 30,3% en 2006 al 19% de 2016, lo cierto es que aún se encuentra lejos de cumplir el objetivo nacional acordado con la Unión Europea, que sería del 15% de fracaso escolar en 2020.

Por el contrario, las tasas de abandono escolar temprano más bajas de la Unión Europea se encuentran en Croacia (2,8%), Lituania (4,8%), Eslovenia (4,9%) y Polonia (5,2%); donde la práctica totalidad de los jóvenes han completado su formación obligatoria. En las peores posiciones se encuentran Malta (19,6%), España (19%) y Rumania (18,5%); a una gran distancia del siguiente país con mayor tasa de abandono escolar temprano (Portugal, 14%).

En cuanto a la tasa de fracaso escolar por sexos, los chicos siguen muy por encima del objetivo de la Unión Europea para España, mientras que ellas casi lo han conseguido. Los datos de Eurostat de 2016 muestran que la proporción de fracaso escolar es muy superior entre los jóvenes españoles (22,7%) que entre las mujeres (15,1%); con todo, la media nacional es del 19% y aún es necesario acentuar más las políticas para retener a los jóvenes en el sistema educativo.

La meta nacional para 2020

La Unión Europea acordó una reducción de la tasa de abandono escolar temprano de cada país miembro, dando como resultado un cómputo europeo del 10% de fracaso en 2020. En el caso de España, la cifra pactada con la Unión fue del 15% de alumnado sin haber concluido los estudios obligatorios ni haber recibido formación posterior; una meta que aún está 4 puntos porcentuales por debajo de las últimas cifras recogidas por el Eurostat.

Un total de 11 estados miembro han superado con bastante margen su meta nacional para 2020. Se trata de Bélgica (8,8% actual, 9,5% pactado), Dinamarca (7,2% actual, 10% pactado), Irlanda (6,3% actual, 8% pactado), Grecia (6,2% actual, 10% pactado), Francia (8,8% actual, 9,5% pactado), Croacia (2,8% actual, 4% pactado); Italia (13,8% actual, 16% pactado), Chipre (7,7% actual, 10% pactado), Lituania (4,8% actual, 9% pactado), Luxemburgo (5,5% actual, 10% pactado) y Austria (6,9% actual, 9,5% pactado).
Deben añadirse dos países más que han conseguido rebajar ligeramente la meta nacional para 2020, siendo previsible que logren cumplir con el objetivo europeo para la fecha acordad. Es el caso de Eslovenia (4,9% actual, 5% pactado) y Finlandia (7,9% actual, 8% pactado). De este modo, un total de 13 países europeos se encuentran en condiciones de cumplir con los acuerdos antes de la fecha indicada, teniendo margen para mantener o mejorar aún más las tasas de abandono escolar temprano.

España mejora sus resultados

La tasa de abandono escolar temprano en los jóvenes de 18 a 24 años de edad ha mejorado en España, hasta el punto de haber reducido en un 11,3% el porcentaje en el transcurso de una década. Si bien la mejora de estos datos puede atribuirse a las dificultades de acceso al mercado laboral por la crisis económica, que empujan a los jóvenes a seguir estudiando ante la imposibilidad de encontrar un empleo.
Por otro lado, España sí consigue cumplir con el segundo de los indicadores en materia educativa que ha fijado la Unión Europea para 2020, que es lograr que el 40% de la población de 30 a 34 años haya completado la formación universitaria o equivalente. Los datos del Eurostat muestran que España tiene una media de 4 de cada 10 adultos con una titulación universitaria ( 40,1%), cerca del 44% pactado para España y superando la media comunitaria del 39,1% para 2020.
Las tasas de educación universitaria también son mejores en el caso de las mujeres españolas de 30 a 34 años, presentando una tasa del 46,6%, superior al objetivo nacional pactado con la Unión Europea para 2020. En el caso de los hombres, tan sólo uno de cada tres adultos (33,5%) ha completado con éxito la formación universitaria o una titulación equivalente y distan mucho de la tasa de mujeres universitarias españolas.
De nuevo, un total de 13 países de la Unión Europea han cumplido o mejorado su objetivo de tasa de formación universitaria para 2020. Se trata de República Checa, Dinamarca, Estonia, Grecia, Italia, Letonia, Lituania, Países Bajos, Austria, Eslovenia, Finlandia y Suecia. Con todo, los estados con más proporción de adultos con formación universitaria son Lituania (58,7%), Luxemburgo (54,6%), Chipre (53,4%), Irlanda (52,9%) y Suecia (51%); en el lado opuesto se encuentran Rumania (25,6%), Croacia (29,5%) y Malta (29,8%).
Foto: © sabphoto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...