Entrevista con Javier Leiva

Hoy entrevistamos a Javier Leiva, profesor universitario de documentación y de comunicación que cuenta con una larga experiencia en el mundo de la docencia y en nuevas tecnologías. Sus reflexiones son un testimonio relevante.

Javier Leiva

Javier Leiva

Hoy contamos con una entrevista de gran interés. Javier Leiva (Vic, Barcelona, 1976) es profesor, empresario y un gran conocedor de lo que las nuevas tecnologías pueden aportarle al campo de la educación. En la actualidad es profesor de Información y Documentación en la Universidad de Vic, del master de comunicación 2.0 de la Universidad de Alcalá y asesor externo a varias iniciativas relacionadas con la red. Además, es propietario de Catorze Asesoria Internet SL, una consultoria en reputación online, web social y dinamización de proyectos en internet.

¿Profesor, empresario, inquieto digital… se considera una persona polifacética?
Sí, seguramente. La verdad es que no tengo claro si sirvo para muchas o pocas cosas, pero sí que tengo siempre esa necesidad de experimentar, de buscar la novedad, de cuestionarlo todo y de estirar los límites. Eso me ha abierto muchas puertas y considero que me ha enriquecido como persona, aunque también me ha hecho chocar con aquellos que no conciben salirse del “esto siempre ha sido o se ha hecho así”. Supongo que es el precio a pagar, así que lo acepto :-)

¿Cómo nace la idea de crear un blog?
Pues nació más o menos así: Oh… esto me gusta… ¿qué es? ¿Un blog? ¡Lo bien que podría irme tener uno!
Así que abrí mi blog el mismo día que descubrí lo que eran: el 17 de febrero de 2003. Simplemente me fascinó un formato que me facilitaba expresar lo que yo quisiera, cuando quisiera y como quisiera y que además me permitía recibir opiniones de personas a las que ni siquiera conocía pero que me enriquecían. Han pasado ya casi siete años en los que nunca he dejado de tener blog, hecho que me ha permitido aprender un montón de cosas, conocer bastante gente que me ha aportado grandes satisfacciones e incluso hacer algunos buenos amigos.

A nivel de trabajo, el blog ha sido un altavoz que me ha ayudado a ganar notoriedad y ha sido un elemento clave en mi desarrollo profesional: he recibido ofertas de empleo, me han contratado para impartir un montón de cursos, para dar conferencias o para otros proyectos de distinta naturaleza. Le he dedicado muchísimas horas, pero no puedo estar más que satisfecho del resultado.



¿Cuáles son las principales demandas o preguntas de sus lectores?

Han cambiado a lo largo del tiempo porque también ha cambiado la naturaleza del blog, ya que al principio solo escribía de temas profesionales y poco a poco la parcela personal ha ido emergiendo (de hecho, a mi blog lo considero de naturaleza persofesional). Ahora recibo mensajes de lectores que me preguntan dudas sobre su trabajo, que me piden consejo para poner en marcha una empresa, que me piden que les recomiende un hotel en un lugar determinado (grabo y publico videos de los establecimientos donde me alojo) o que simplemente me saludan o me hacen sugerencias de temas. En el blog de mi empresa (catorze.com), lo que más se reciben son demandas de empresas para que las ayudemos en relación con los servicios que prestamos. La verdad es que son bastantes mensajes al cabo del mes, y estoy muy contento por ello: cada vez que alguien me pide un consejo, pienso que ese alguien es una persona que confía en mi.

¿En el campo educativo, en qué lugar observa las nuevas tecnologías?
Creo que tienen una importancia extraordinaria, que cada vez ofrecen más posibilidades y que no se pueden obviar, pero creo que hay que tener claro que no son un fin sino un medio. Lo importante en la educación es la formación de las personas tanto a nivel de conocimiento como de valores. Ese es el objetivo, y la tecnología debe utilizarse para cumplirlo. No podemos obsesionarnos en poner ordenadores en la escuela porque sí, del mismo modo que nadie abre una escuela porque quiere poner mesas e instalar pizarras en las paredes. Debe haber mesas, pizarras y ordenadores, claro, pero deben servir para lo que queremos que sirvan.

¿Cómo acceden a la información los estudiantes de hoy?
En su mayoría, los estudiantes ya no conciben que sea posible obtener información de un lugar que no sea internet. Simplemente no se plantean que hay otros soportes. En las bibliografías de los trabajos de mis alumnos rara vez aparece citada alguna obra en papel.

¿Los buscadores de internet, pueden acabar perjudicando a la forma de informase de los estudiantes?
Yo creo que no. Al contrario, en una realidad donde la cantidad de información crece de forma exponencial, los buscadores son uno de los elementos más importantes en tanto que facilitadores de acceso. El problema es que los buscadores son imperfectos en lo que respecta a ofrecer la mejor información, así que es necesario que exista un trabajo previo que dote a los estudiantes de las herramientas que les permitan realizar una correcta evaluación de las fuentes y, por lo tanto, que sean capaces de escoger en cada momento la información más adecuada a sus necesidades.

¿Qué pautas recomienda para la búsqueda de información de un alumno?
El alumno debe conocer la propia naturaleza de la información y cuáles son los criterios que debe tener en cuenta para valorarla. Con eso claro, necesita conocer las distintas alternativas de acceso a la información (buscadores, pero también otras herramientas) así como las técnicas adecuadas para obtener el máximo rendimiento de su utilización.

En general, ¿saben acudir a las fuentes adecuadas?
No. Por regla general, el alumno solo conoce una herramienta para acceder a la información (Google) y se queda con el primer resultado de búsqueda. En general se echa en falta un trabajo de contraste de fuentes.

En sus etapas en el extranjero, ¿cómo ha observado otros modelos educativos?
La verdad es que no tengo suficiente conocimiento del tema como para opinar con seguridad, pero me da la sensación de que en este tema la situación es similar en la mayoría de sitios. Hace pocos años los profesores controlaban casi la totalidad de fuentes de información que usaban sus alumnos, y ahora no solo eso ha cambiado totalmente sino que en ocasiones el propio docente no tiene las competencias necesarias para una correcta recuperación de información en este nuevo contexto. Creo que es algo general.

¿Están más desarrollados en aspectos relacionados con el acceso a la información y la educación?
Como decía, creo que la situación es bastante parecida en todos sitios. Sin embargo, repito también que no me siento capacitado para hacer afirmaciones rotundas en este tema.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...