El turismo hace subir la demanda de plazas de ruso

El auge del turismo ruso en las costas catalanas y las oportunidades de empleo que genera ha hecho crecer la demanda para estudiar este idioma en las EOI que lo ofrecen.

Uno de los sectores que más impulsan la economía española es el turismo. Todos los veranos -y cada vez más en otras épocas- estamos acostumbrados a ver alemanes, franceses, británicos u holandeses que visitan las zonas de costa españolas, y que en algunos casos eligen localidades del Mediterráneo para instalarse una vez jubilados. A todos ellos hay que sumar otra nacionalidad, los rusos, que se han convertido en el último dorado para el turismo español.

A diferencia de lo que pasa con los idiomas maternos de otros turistas, el ruso no se estudia en los colegios o institutos, por lo que muy pocos españoles tienen conocimientos de este idioma que en verano puede ser la llave que abra la puerta a un empleo como guías turísticos, en hoteles, bares frecuentados por turistas o personal de apoyo en autobuses turísticos, por ejemplo. Si hace unos años el alemán era el rey de los idiomas en las Escuelas Oficiales, la fiebre por el turismo ruso ha convertido a este idioma en su sucesor.

Este año se ha registrado un aumento del 76’4% en el demanda de plazas para estudiar ruso en la EOI de Drassanes de Barcelona, la única de la ciudad condal donde se imparte este idioma. De las 1.251 preinscripciones registradas en 2012 se ha pasado a las 2.207, cuando se ofrecían 414 plazas. El director de la EOI, Terencio Simón, apunta al requisito de conocimientos de ruso que presentan cada vez más ofertas del sector turístico como la principal razón de este aumento.

La situación no se da solo en Barcelona. Las EOI de Girona y Tarragona, con un fuerte sector turístico, también han experimentado una gran subida de la demanda. En cambio, la de Lleida, donde el turismo no es tan pujante, no ha habido la misma demanda. El perfil de los alumnos es el de parados, estudiantes universitarios o profesionales con oficios liberales que quieren aprovechar la temporada de verano para trabajar en el turismo.

Por otra parte, la demanda de alemán se ha estabilizado, y solo hubo 40 demandas más que en 2012. Simón señala a la formación laboral como la motivación de los estudiantes de alemán, muchos de ellos con la idea de emigrar a Alemania en busca de empleo, aunque destaca la confusión que hay ya que muchos españoles se ven obligados a volver porque una vez allí se dan cuenta de que no tienen suficiente nivel de idioma.

Fuente: Europa Press

Foto: Crossroads Foundation Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...