El televisor “de fondo” en el hogar genera agresividad en niños

La cantidad de horas que un niño pasa dentro de un hogar con la TV encendida, aunque no la esté mirando, puede determinar la violencia infantil y futuros problemas de conducta.

En varias oportunidades hemos hablado de los efectos de la televisión (y particularmente el exceso de horas delante de ellas) en los niños, razón por la cual empezamos a prestar más atención en qué programación elegíamos para los más pequeños, evitando la violencia y fomentando la inclusión de programas educativos y de estimulación.

Los niños pasan más de dos horas diarias frente al TV

Los niños pasan más de dos horas diarias frente al TV

Sin embargo, por más que la televisión que los programas de televisión que elegimos para los chicos sean “buenos“, los efectos negativos en la conducta de los niños persiste cuando la TV nunca se apaga; incluso cuando nadie la mira.

A pesar que son numerosos los estudios que revelan la relación entre exposición a la pantalla y violencia, existe un nuevo estudio que demuestra que el “efecto nocivo” se evidencia aun cuando los menores no le presten atención a la TV.

Jennifer Manganello es investigadora de la Universidad de Albany en Nueva York y autora de la investigación que asegura que “una posible explicación podría ser que cuando un padre pone un programa de televisión específicamente para su hijo, puede elegir los programas que sabe que no contienen violencia. Pero si el niño pasa a estar en un lugar del hogar donde otros miembros la están viendo puede acabar observando una programación con violencia”.


Para este estudio, además de evaluar las horas diarias que los menores de 3 años pasan delante del televisor, mirando sus programas, se tuvo en cuenta la cantidad de horas que la televisión está encendida con los niños dentro del hogar.

Según publicó el diario El Mundo, también se tuvieron en cuenta “las enfermedades de la madre durante el embarazo, así como el padecimiento de depresión, dado que ambos factores están relacionados con un aumento del riesgo de comportamiento agresivo en los pequeños. Lo mismo sucede si los padres tienen actitudes negativas u hostiles hacia ellos o si, por el contrario, mantienen actividades familiares, como leerles cuentos”.

La investigación que ha sido publicada en el último Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine también evaluó si en los hogares existía violencia intrafamiliar y cómo eran las características sociodemográficas de los participantes. “Tanto un estatus socioeconómico bajo como un menor nivel educativo de los progenitores se relaciona con un aumento de las posibilidades de que los descendientes exhiban comportamientos violentos”.

Los padres fueron interrogados sobre el tiempo que sus hijos permanecen frente al televisor; lo que permitió determinar que un 65% de los pequeños ve la televisión más de dos horas al día, cuando la Academia de Pediatría Americana recomienda que no se pase ese límite.

Pero lo más preocupante es que los datos revelan una “exposición no directa al televisor” de cinco horas al día, como media.

Fuente: DERF

Fotografía: Miketually en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...