El Supremo tumba el decreto sobre la enseñanza de Religión en el País Vasco

El Tribunal Supremo ha anulado el decreto de 2009 por el que regula la implantación de Religión en el currículo de Bachillerato en el País Vasco por no ofrecer alternativas a esta asignatura, una condición que se encuentra en leyes de rango superior. Desde la Consejería de Educación se ha afirmado que su consejería tratará de cumplir con la normativa para el próximo curso 2012-2013.

La Consejera de Educación Isabel Celaá

El alto tribunal de Euskadi ha echado atrás el decreto de 2009 en el que se regulaba la enseñanza de la asignatura de religión en la etapa de Bachillerato. La razón que ha motivado la anulación del decreto ha sido que no se ofrecían materias alternativas para cursar en vez de religión, hecho que contradecía a leyes de rango superior en materia educativa. Educación ha anunciado esta mañana que espera poder poner en práctica lo sentenciado antes del inicio del próximo curso, bien sea mediante un nuevo decreto o con una circular con nuevas instrucciones para los centros.

El alto tribunal determina que se incumple la normativa estatal “al no asegurar el tratamiento en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales, al no establecerse alternativa o disciplina académica equiparable”. Esta carencia de asignaturas alternativas a la de Religión, a juicio del Tribunal Supremo, provocaría un “efecto disuasorio de los alumnos (o sus padres) que potencialmente podrían elegirla” al no estar presente “dentro del horario lectivo mínimo” de la etapa de Bachillerato en el País Vasco.

Con la sentencia del Tribunal Supremo se anula la sentencia realizada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que consideró “de forma errónea” que la falta de una materia alternativa a la religión no supondría vulnerar el acuerdo con la Santa Sede. De este modo, la sentencia del Tribunal Superior acepta el recursos de las tres diócesis vascas y Kristau Eskola (patronal de los colegios religiosos) que presentaron contra el fallo del Tribunal Superior Vasco, órgano que rechazó en 2010 su inicial recurso contra el decreto de Educación de 2009.

La consejería que dirige Isabel Celaá apunta a que la incidencia de lo que motivó el recurso –el hecho de que en algunos centros la materia de religión se impartiera en Bachillerato fuera del horario escolar, por la tarde-, es reducida y que la mayoría de los institutos la imparte por la mañana, a primera o última hora pero dentro del horario habitual de clase. Forma que el Tribunal Supremo ha evitado precisar a la Administración y que había sido petición de los demandantes.

Foto: Irekia en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...