El Sindicato de Estudiantes convoca una huelga de 48 horas el 25 y 26 de febrero

El Sindicato de estudiantes ha anunciado la convocatoria de una jornada de huelga estudiantil de 48 horas (25 y 26 de febrero) para protestar contra la creación de grados universitarios de tres años. Otros sindicatos como CC.OO, FETE-UGT i STEs-i han mostrado su apoyo y han pedido participación.

El Sindicato de Estudiantes ha anunciado la convocatoria de una huelga estudiantil de 48 horas de duración para los próximos días 25 y 26 de febrero. Los estudiantes protestan contra la aprobación del Decreto de Ordenación de los Estudios Universitarios, en el que se permite la creación de grados universitarios de tres años y másteres oficiales de dos años, exigiendo la derogación de la normativa.

El próximo miércoles 25 y jueves 26 de febrero, los estudiantes de todos los niveles educativos están llamados a participar a una jornada de huelga de 48 horas contra la implantación de grados y másteres de sistema ‘3+2’ en el marco universitario. La movilización organizada por el Sindicato de Estudiantes contará con los apoyos de los sindicatos CC.OO, STEs-i y de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza UGT.

Desde la aprobación de la introducción del sistema ‘3+2’, el pasado 30 de enero, el Sindicato de Estudiantes ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma online Change.org, que ha conseguido más de 120.000 firmas en contra del decreto. En la petición, el Sindicato de Estudiantes y los firmantes instan al Ministerio la retirada inmediata del Real Decreto bajo la acusación de que el nuevo sistema “impondrá dos años de máster” a los estudiantes universitarios a un “precio desorbitado”.

El Partido Popular no quiere que la educación sea un derecho y todas las contrarreformas y decretos que están aprobando van en la línea de convertirla en un negocio para que unos pocos se hagan multimillonarios.

La organización estudiantil y los sindicatos consideran que la aprobación del Decreto de Ordenación de los Estudios Universitarios constituye una “agresión” al sistema. Asimismo, las organizaciones destacan que la introducción del sistema ‘3+2’ implicará un encarecimiento de los estudios universitarios y, por ende, la limitación de acceso y permanencia en la universidad para los estudiantes procedentes de familias con menos recursos económicos.

Las críticas a la normativa del Ministerio de Educación también se han centrado en la falta de debate con los representantes de la comunidad universitaria para alcanzar un conceso, además de destacar que se ha efectuado la reforma de los estudios universitarios sin evaluar antes el sistema de cuatro años implantado con el Plan Bolonia España en 2010. Con todo, los sindicatos han destacado que es la limitación del acceso a la universidad la principal razón para protestar contra la normativa.

Por su parte, CC.OO ha asegurado que el decreto supondrá una “reconversión de la universidad pública española” y conllevará un empeoramiento de la calidad de la enseñanza universitaria porque “abrirá la puerta a más despidos y peores condiciones laborales para los trabajadores de la universidad”. Este último punto, justifica el sindicato, será consecuencia de la reducción de ingresos de las universidades por las matrículas, ya que un grado no supondrá el pago de cuatro años sino de tres.

El sindicato CC.OO ha hecho un llamamiento a los profesores para que “apoyen” la huelga estudiantil “y faciliten el ejercicio del derecho a huelga” a los estudiantes. Asimismo, han pedido a los docentes que se sumen a las diferentes protestas organizadas por CC.OO, ya que este sindicato tiene previsto convocar varias acciones a lo largo del mes de marzo para mostrar el rechazo de la comunidad educativa al decreto de ordenación de grados universitarios.

Wert: el rechazo a los grados de tres años parte de la incomprensión

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha asegurado que las críticas recibidas por parte del Sindicato de Estudiantes, CC.OO, STEs-I y FETE-UGT son “extrañas al contenido de la norma” aprobada por el Gobierno. El Ministro ha recalcado el carácter voluntario de la normativa, siendo las universidades las que deciden si introducir o no los grados de tres años y los másteres de dos cursos.

El ministro de Educación ha explicado que la oposición a la posibilidad de implantar grados universitarios de tres años en España “parte de la incomprensión o de una mala lectura” de la normativa impulsada por el Gobierno. “Lo digo con toda franqueza”, ha asegurado el titular del Ministerio de Educación tras presidir la reunión del Consejo de Universidades el jueves de la semana pasada.

Sobre el alargamiento de los másteres, el Ministro Wert ha señalado que los másteres de dos años (120 créditos ECTS) ya estaban previstos en el sistema universitario español antes de la reforma del Real Decreto de Ordenación de los Estudios Universitarios. Así pues, el titular de Educación ha insistido en que el nuevo decreto no toca la regulación de los estudios de másteres y “no obliga” a cursar un máster después de realizar un grado universitario.

Por último, el responsable de educación del Gobierno ha insistido en que “lo normal en la mayoría de países” es que los egresados universitarios no accedan a los estudios de máster tras finalizar el grado, sino que cursan estos estudios después de haber obtenido experiencia en el mercado laboral. De este modo, los alumnos cursan unos estudios acordes a la formación laboral obtenida.

Imagen: Fermín Grodira

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...