El sector educativo denuncia un intento de “privatizar” las enseñanzas no obligatorias

Las organizaciones de profesores, estudiantes y padres de alumnos han denunciado un intento de “privatización” de la enseñanza pública por parte del Ministerio de Educación, que estudia introducir el copago en etapas no obligatorias. El sector educativo lamenta que estas medidas condenan a la marginalidad a los estudiantes con menos recursos económicos.

Dinero

Profesores, padres de estudiantes y alumnos han denunciado un intento de “privatizar” la enseñanza no obligatoria tras escuchar las declaraciones del ministro de Educación, José Ignacio Wert, del pasado miércoles en la Sesión de Control al Gobierno en el Congreso. El Ministro anunció que no descartaba la aplicación del copago en etapas no obligatorias, refiriéndose a la enseñanza universitaria y a la que comprende los 0 a 3 años.

Ante el planteamiento de aumentar el coste de los estudios no obligatorios dentro del sistema público, el Sindicato de Estudiantes ha anunciado la convocatoria de movilizaciones «contundentes» contra el copago en el Bachillerato. «El objetivo del PP, como demuestran las declaraciones del ministro de Educación, es que sólo los hijos de los ricos tengan acceso a una educación de calidad, igual que ocurría en los años cincuenta bajo el franquismo», aseguran desde la organización estudiantil.

De igual modo, Sindicato de Estudiantes ha rechazado el aumento de las tasas universitarias, el decreto de becas del próximo curso y la aplicación de la LOMCE. En concreto, el nuevo marco educativo creado con las políticas del Ministerio de Educación ha demostrado en la práctica «que la equidad del PP consiste en expulsar del sistema educativo a los estudiantes con más dificultades económicas, impidiendo el acceso de la universidad a los hijos de los trabajadores».

La Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP) ha afirmado que el Ministro Wert “engaña” a la sociedad hablando de copago en las etapas no obligatorias. A juicio de la organización estudiantil, el titular de Educación pretende conseguir la “privatización de la universidad” al aumentar la carga económica que supone acceder a este tipo de enseñanzas superiores.

CREUP recuerda que los estudiantes y sus familias ya hacen frente al copago universitario, aportando de media el 20% del coste real de sus estudios. Así pues, la organización denuncia que la política del Gobierno “no es mejorar la calidad de la formación sino cargarse el sistema universal de enseñanza universitaria, reduciendo drásticamente el número de estudiantes” al crear un filtro basado en los recursos económicos de las familias y los alumnos.

Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (FAEST), Fidel González de Varas, ha calificado de “barbaridad” el hecho que el Ministerio de Educación se plantee el copago en las enseñanzas no obligatorias; aunque han añadido que es una situación que no les sorprende. La organización ha lamentado que este anuncio es “lo que faltaba” por tocar en cuanto a precios públicos, después de que se hayan doblado las tasas universitarias durante los últimos cursos.

Plantear esta medida sería “una aberración tal y como está la situación económica de las familias”, ha insistido FAEST en su comunicado. Asimismo, esta organización ha expresado su preocupación por el rumbo que está tomando la enseñanza en España, que “ya está demasiado ‘elitizada’ por todos los recortes” planteados por las diferentes administraciones. “Si incluso restringen el acceso a Bachillerato, nos ponen en la cola en igualdad de oportunidades en la Unión Europea”, han lamentado los dirigentes de FAEST.

Con todo, las organizaciones del sector educativo temen que, de aprobarse esta medida, se condenará a la “marginalidad” a los estudiantes con menos recursos económicos. La introducción de más medidas de copago en el sistema público supondría un impedimento para acceder a la enseñanza para muchos estudiantes, una posibilidad aún más indignante cuando “para la privada sí hay dinero y sacado directamente de los bolsillos» de los españoles. Por ello, piden «una vez más» a CCOO, UGT, STE’s y CEAPA que convoquen junto al Sindicato de Estudiantes una huelga general de 72 horas que aglutine a profesores, padres y estudiantes.

Imagen: David Lacarta

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...