El sector de la tecnología prefiere la experiencia a los estudios

La búsqueda de un primer empleo sin tener experiencia profesional puede hacer más difícil acceder a un puesto de trabajo, más en el mundo tecnológico. Las empresas de este sector buscan jóvenes con formación académica y experiencia previa en el mercado laboral.

Technology in the hands of businessmen

La lista de requisitos solicitados por las empresas para los jóvenes empleados puede llegar a ser aterradoras para los egresados universitarios, quienes a penas culminaron su formación académica y desean comenzar su carrera profesional. Pensando que centrarse en sus estudios es mejor, muchos de estos jóvenes han olvidado la importancia de vivir experiencias laborales mediante prácticas o voluntariado.

Y es que la búsqueda del primer empleo puede ser toda una odisea si carecemos de experiencia laboral que respalde los conocimientos adquiridos en la universidad. Ante la pregunta de qué es mejor, potenciar nuestras experiencias en el mercado laboral o tener una formación académica, la respuesta depende de cada empresa, sector e individuo. Sin embargo, en el mundo tecnológico hay unanimidad: la experiencia profesional se encuentra por encima de los títulos.

Las empresas que aceptan nuevos trabajadores con la formación educativa necesaria pero sin experiencia laboral, las empresas asumen algunos riesgos y se ven en el papel de formar a los nuevos empleados. Una apuesta que requiere tiempo para que el nuevo empleado complete el proceso de estudiante a trabajador preparado. Si pasado este tiempo, el candidato no se adapta al puesto y cumple con sus cometidos, la inversión realizada habrá caído en saco roto.

Por ello, las compañías temen que contratar a jóvenes formados pero sin experiencia laboral previa es un riesgo que, además, puede hacerles perder la oportunidad de contratar a individuos que ya han trabajado en el sector y pueden aportar mucho a la empresa desde el primer día. Una idea que tiene su mayor calado entre las empresas del sector tecnológico, quienes aprecian a aquellos candidatos que ya han iniciado su carrera profesional.

Las empresas estadounidenses del sector de la tecnología comienzan a invertir en los modelos más tradicionales de contratación, valorando por primer lugar la experiencia laboral de los aspirantes a un puesto de trabajo. El proceso de selección empieza con las preguntas de las entrevistas laborales, en las que se busca conocer si los candidatos están realmente capacitados para desempeñar las funciones del puesto desde el primer día de trabajo.

No obstante, la experiencia previa no se entiendo sólo como experiencia laboral. En algunos casos, las empresas valoran positivamente que los candidatos hayan participado en cursos prácticos, hayan desempeñado prácticas o acercamientos en compañías similares, haber tenido experiencias internacionales o haber desarrollado pequeñas pasantías. No haberse centrado exclusivamente en los estudios puede ser la diferencia a la hora de acceder a un puesto en el sector tecnológico, más allá de tener la formación educativa específica.

Imagen: © violetkaipa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...