El grito de los animales

La integración en el aula, o la integración de un grupo, es un tema que debe estar en las metas de todo docente o líder. Y cuando la misma se cumpla, se debe seguir alimentando y nutriendo para que se haga fuerte y nada obstaculice a la armonía de un grupo. En pos de este objetivo os proponemos un divertido juego.

Un juego para integrar a un grupo

Un juego para integrar a un grupo

La integración en el aula, o la integración de un grupo, es un tema que debe estar en las metas de todo docente o líder. Y cuando la misma se cumpla, se debe seguir alimentando y nutriendo para que se haga fuerte y nada obstaculice a la armonía de un grupo.

Esto no solo es positivo para la relación de los niños entre ellos. Con una buena integración también se consigue obtener resultados más productivos, haciendo que el aprendizaje de los niños sea mejor aprehendido por todos. Y una de las razones de este hecho positivo tiene que ver con la calidad de las clases que se pueden dar con un buen clima imperante en el aula.

Como vemos, todo es mejor cuando los alumnos se integran correctamente. En pos de contribuir a esta integración, os proponemos un juego para que implementen en las aulas, donde la diversión está totalmente garantizada.


El juego que os proponemos se llama “El grito de los animales”. Para el mismo se necesita que la persona que lo vaya a realizar prepare papelitos con los nombres de animales machos, animales hembras y las crías correspondientes. Por ejemplo: gallo, gallina y pollito.

Una vez que tenga “la familia animal conformada” (debe haber un papelito para cada alumno o participante), se pasará a explicar en qué consiste el juego.

Y el mismo consiste en que todos los participantes se pongan en circulo y tomen de a uno un papelito que previamente preparo el docente y dejo de manera cerrada en una bolsa. Una vez que todos tengan el papelito y estén en círculo nuevamente, a la orden del docente podrán ver que animal les ha tocado, sin comentar a nadie.

Posteriormente, el docente comienza la siguiente narración: “Había una vez un zoológico donde todos los animales Vivian junto a sus familias y felices de estar allí. Pero un día, como por acto de magia, todas las jaulas se abrieron y los animales comenzaron a mezclarse entre ellos. Todos estaban tristes y comenzaron a buscarse, para ello realizaban en vos alta el sonido que os caracteriza, y así consiguieron unirse otra vez.” Luego de la narración, el docente dirá que el aula es el zoológico y todos debemos unirnos como sucedió en la historia. Para ello, los participantes deberán hacer el sonido y los gestos del animal que les ha tocado hasta encontrarse con su familia, cuando el docente diga ¡a encontrarse con su familia ya!

Verán que divertido y lindo momento cuando empiezan a representar los sonidos de animales; se reirán mucho y disfrutaran de un hermoso momento. Cuando ya está la familia animal reunida podrán compartir entre todos como ha sido la experiencia y si les ha gustado.

Foto: Clase por Pingu1963 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...