El fracaso escolar supone el 60% del gasto directo en Educación

El alto fracaso escolar da un bajo rendimiento económico

El alto fracaso escolar da un bajo rendimiento económico

El fracaso escolar supone hasta un 60% del gasto directo del sector público en el sistema educativo, además de reducir entre 2 y 4,5 puntos la rentabilidad privada de la educación no obligatoria (Secundaria y estudios de grado universitario); según el informe La rentabilidad privada y fiscal de la Educación en España del Observatorio sobre Capital Humano de España de BBVA Research.

El fracaso escolar tiene un alto impacto en la sociedad, pues deja con una preparación insuficiente para afrontar el futuro con éxito a muchas personas. Sin embargo, el informe La rentabilidad privada y fiscal de la Educación en España  elaborado por el Observatorio sobre Capital Humano de España de BBVA Research muestra el impacto que tiene en las arcas públicas y en la Educación Privada.

El informe concluye que el fracaso escolar supone hasta un 60% del gasto público directo en el sistema educativo y reduce entre 2 y 4,5 puntos la rentabilidad privada de la Educación no obligatoria. El informe muestra el “enorme” impacto del fracaso escolar sobre los rendimientos privados y fiscales de la educación. El científico que ha realizado el análisis, Ángel de la Fuente, ha manifestado que “estos datos ponen de manifiesto la magnitud del problema en España”.

“Dependiendo del ciclo educativo, los repetidores de curso y el abandono prematuro en educación sin haber completado el ciclo educativo supone aumentar entre un 30% y un 63% el número de años que lleva aprobar un curso académico” ha señalado De la Fuente. A su vez, la necesidad de aumentar el tiempo dedicado a la educación para conseguir superar la etapa educativa con éxito es la que genera una mayor inversión pública.

De la Fuente ha señalado que “ara aprobar un curso se necesitan entre 1,3 y 1,6 años de trabajo, lo que provoca un efecto dramático sobre la rentabilidad de la educación”. El autor del informe ha añadido que “si consideramos la rentabilidad de la educación para un estudiante bueno o que no repita, la rentabilidad de la educación para este individuo es mucho mayor que la rentabilidad media de la educación que se calcula con las tasas medias de fracaso”.

Todo y la elevada tasa de fracaso escolar en España, parte de la inversión inicial acaba revirtiendo en las arcas públicas. De la Fuente ha explicado que suponiendo que el Estado gasta 100 euros en una plaza escolar en primera instancia, recuperará a través de impuestos cerca de un 30% del coste de una plaza en secundaria, más del 90% del coste de una plaza universitaria de primer ciclo y más de la mitad del coste de una plaza de segundo ciclo.

Ante estos datos, De la Fuente considera necesario “acabar con el fracaso escolar para conseguir un efecto positivo en el aumento de la rentabilidad” ya que si no hubiera fracaso escolar los universitarios de centros públicos retornarían más de lo que se invertiría en ellos. No obstante, De la Fuente ha preferido destacar que “si se hubieran dado niveles educativos más altos y menores tasas de fracaso escolar en España, seguramente el impacto de la crisis hubiera sido menor, especialmente en términos del impacto sobre el empleo”.

Fuente: europapress.es
Foto: Tulane Public Relations en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...