El Consejo de Estado pide más tiempo para cambiar al modelo universitario ‘3+2’

Las universidades no tiene tiempo suficiente de adaptación al nuevo escenario de grados de tres años planteado por el Ministerio de Educación, según ha dictaminado el Consejo de Estado de Educación. El organismo pide retrasar la introducción del modelo ‘3+2’, previsto para este septiembre.

El Consejo de Estado pedido el aplazamiento de la reforma del ordenamiento de los estudios superiores universitarios que permitirían a las universidades españolas ofrecer grados de tres años en aquellas titulaciones que no forman parte de profesiones reguladas por el Estado. El Consejo de Estado defiende ante el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que las universidades no están preparadas para la introducción de un nuevo modelo de ‘3+2’.

El organismo justifica su negativa alegando que el actual borrador del Decreto de ordenamiento de estudios universitarios implica un cambio de modelo cuando el actual, basado en cuatro años de grado y uno de máster, terminó de implantarse de forma generalizada en 2010. El Consejo de Estado dictamina que las primeras titulaciones del modelo ‘4+1’ se graduaron en 2014. Además, señalan que la mayoría de universidades aún no han extinguido el plan antiguo (licenciatura).

En lo referente a las titulaciones de profesiones reguladas, el documento emitido por el Consejo de Estado apunta a la necesidad de desarrollar más el devenir de estas carreras. El organismo critica que en algunos casos se haga referencia a las normativas autonómicas de cada profesión; ya que en algunas de estas normativas “no se establece expresamente” la duración de los estudios y podría abrir las puertas a que estas profesiones también sean reducidas a grados de tres años.

Un escenario en el que fueran vigentes tres modelos educativos diferentes podría producir ciertas “disfunciones”, según el dictamen del Consejo de Estado. A su juicio, podría producirse que la misma carrera tuviera una duración y un número de créditos diferente en función de la facultad en la que se impartieran. De hecho, considera que la falta de homogeneidad del sistema universitario español dificultaría una coherencia con el resto de modelos superiores europeos.

La falta de estabilidad en la regulación de las enseñanzas durante los últimos años no parece beneficiar a la consecución de una educación de calidad en España; siendo muy deseable que se tratara de alcanzar un acuerdo generar de las fuerzas políticas y sociales a fin de buscar un texto que pueda dar mayor estabilidad al sistema

Al respecto, el Consejo de Estado ha destacado que la falta de homogeneidad de España con el resto de países europeos junto con una falta de estandarización de la duración de las titulaciones dentro del territorio español crearía un perjuicio. Por un lado, los estudiantes nacionales no recibirían la misma formación en función de la facultad donde realicen sus estudios y, por otro lado, la diversidad de grados frenaría la internacionalización de las universidades al atraer a menos estudiantes e investigadores extranjeros.

La organización estatal destaca que, de continuar con esta medida, sería necesario que el Gobierno desarrolle la reforma del modelo de grados y másteres universitarios con un margen temporal de adaptación “más largo” que el previsto por el Ministerio de Educación. A juicio del Consejo de Estado, no es posible tener listo el cambio de modelo para septiembre de este año con una normativa suficientemente clara y desarrollada.

Disfuncionalidad de créditos

El informe del Consejo de Estado señala ámbitos en los que el actual borrador precisa un mayor desarrollo normativo. Entre otros puntos, destacan la necesidad de aclarar la situación de los estudiantes que no sean capaces de superar con éxito los 240 créditos actuales de las titulaciones pero que sí hayan aprobado los 180 que, como mínimo, tendrían las futuras titulaciones de tres años.

Convendría aclarar que la transición de los Grados de 240 créditos a 180 créditos exige una adaptación a fin de establecer los criterios sobre como aplicará el Real Decreto proyectado para todos aquellos alumnos.

Asimismo, el dictamen subraya que el borrador del Ministerio de Educación no hace referencia extensa a la distribución de las materias en los nuevos grados de tres años; que contarían entre 180 y 240 créditos totales. Al respecto, recuerdan que es competencia de las Agencias de Evaluación determinar el número de créditos para impartir las competencias consideradas como básicas en cada ámbito profesional. “La redacción actual no se hace alusión alguna a esta cuestión”, recalcan desde el Consejo de Estado.

El informe también pide que se defina el número de créditos que puedan convalidarse para pasar de un grado a otro en el caso que estas titulaciones no tengan el número máximo o mínimo de créditos (180 o 240), sino que se encuentren en un término intermedio. El actual borrador de Decreto de ordenamiento de estudios universitarios únicamente hace referencia a los dos extremos de la horquilla, sin valorar el resto de posibilidades intermedias.

Imagen: dbbent

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...