El 60% de españoles defiende que la lectura sea fomentada en los colegios

El 60% de los adultos considera que la escuela debería inculcar el placer de la lectura en los niños pequeños, mientras que un 40% apunta que es misión de los padres; según una encuesta. Con todo, la mayoría cree que no se lee lo suficiente en España.

Portrait of pupils looking at page of encyclopaedia at reading lesson

El 60% de los españoles defiende que el hábito de leer debe iniciarse en el colegio, frente a un 40% que cree que corresponde a los padres fomentar la lectura a los niños; según concluye un estudio realizado por Signo Editores con motivo del Día del Libro. Mediante encuestas hechas a 12.000 adultos, tres de cada cinco reivindican el papel de la escuela y de los maestros en el fomento del gusto por leer en los más pequeños.

El estudio, publicado el pasado viernes 21 de abril en motivo del Día del Libro, apunta que el 38% de las personas encuestadas es un lector habitual de literatura, especialmente de novelas en lengua castellana; mientras que otro 36% apunta que lee diarios y revistas varias veces a la semana con el objetivo de estar al día de la actualidad informativa. Lo cual implica que el 62% de los participantes no lee literatura de forma habitual o en absoluto y que un 64% no se mantiene informado de la actualidad a través de la lectura de periódicos o revistas.

El gusto por la lectura de los adultos parece ser incompatible con su ritmo de vida, pues la falta de tiempo constituye es el principal motivo que frena a la hora de empezar una lectura, según reconocieron el 55% de los participantes en la encuesta de Signo Editores. El actual precio de los libros también es un factor disuasorio para muchos adultos, pues un 27% de los encuestados reconoció no leer más por el alto coste que supone adquirir un lanzamiento.

En cuanto a qué lanzamientos comprar, el estudio apunta que más de la mitad de los encuestados no acostumbra a seguir las recomendaciones de los críticos literarios por falta de confianza, pues los lectores españoles prefieren guiarse por otros medios a la hora de elegir sus nuevas lecturas. Entre quienes sí siguen a los críticos literarios, sólo confían en los consejos de otros sectores, a quienes siguen a través de medios no tradicionales.

Sin embargo, la presión social nos puede a la mayoría de lectores y casi todos los españoles ha mentido ante los demás sobre gustos o libros leídos. El informe apunta que el 90% de los encuestados ha reconocido que, en alguna ocasión, ha mentido al reconocer haber leído un libro para encajar en un grupo. Asimismo, los encuestados admiten haber fingido coincidir con los gustos en libros mayoritarios o de la actual corriente.

Por otro lado, el formato papel es el claro ganador. El contacto con las hojas, la facilidad para retroceder en la lectura y el olor que desprenden las páginas y la tinta son los principales motivos por los que el 86% de encuestados se decanta por este formato. Entre los amantes de lo digital, los dispositivos móviles como la tableta, el ordenador y el móvil son los formatos favoritos para disfrutar de una buena lectura 2.0.
El papel es una de las manías más extendidas de los españoles a la hora de coger un libro, pero existen otros muchos pequeños factores que puede arruinar el día a cualquier lector. El 40% de los encuestados destacó que le irrita que no le devuelvan un libro prestado, mientras que un 20% se indigna cuando una persona les interrumpe en su tiempo de lectura o les desvelan el final de un libro. Asimismo, un 20% de los lectores se indigna si valora que han hecho una mala adaptación cinematográfica de un libro que ha leído.

Los españoles no leemos lo suficiente

Los encuestados destacaron que el lugar en el que prefieren descansar y leer un libro es en la cama, con un 52% de respuestas; mientras que un 34% prefiere el sofá y un 12% aprovecha los viajes en transporte público para leer. Un reducido 2% de lectores adultos reconoció salir al parque para disfrutar de este hábito. En cuanto a su percepción, dos de cada tres reconocieron que en España no se lee lo suficiente, creyendo que es una práctica que debe fomentarse desde la infancia.

Sobre este punto, tres de cada cinco encuestados apuntaron que los colegios deberían jugar un papel más fundamental en inculcar este hábito entre los niños, creyendo que deben ser los colegios quienes tomen el rol de inculcar el placer por la lectura; pues luego se detectan problemas de comprensión lectora que afectan a la vida académica. En cambio, el 40% restante reconocieron que es papel de los padres trasladar y fomentar esta pasión en sus hogares.

Si bien sólo el 38% de los adultos españoles se reconoce como lector de literatura, está claro que quienes tienen los libros entre sus principales aficiones la tienen en alta estima. Asimismo, entre quienes el placer de la lectura no figura entre sus pasatiempos, reconocen la importancia de fomentar esta actitud en los niños pequeños. Con todo, la mayoría de participantes insistió en la importancia de crear un hábito lector desde la infancia.

Imagen: © pressmaster

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...