Educación ultima un borrador con las nuevas características de las reválidas

Las características de las reválidas de ESO y Bachillerato sufrirán una nueva modificación, pues el Ministerio de Educación ha presentado un proyecto de real decreto con cambios en ambas pruebas. El objetivo de la medida es favorecer un pacto educativo.

revalidas

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte anunció su intención de reformar la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) para conseguir que la evaluación final de Bachillerato fuera lo más parecida a la Selectividad. Si bien las conocidas como ‘reválidas’ no tendrán efectos académicos este curso, la prueba de final de Bachillerato será necesaria para aquellos alumnos que quieran acceder al sistema universitario nacional.

El proyecto de real decreto presentado por el Ministerio de Educación hace una revisión de las características anunciadas para la prueba de Bachillerato, pues los alumnos no se examinarán de los dos cursos tal como establece la ley sino de las asignaturas troncales del segundo año. Además, la prueba de Secundaria sólo contendrá las asignaturas troncales de cuarto curso y tendrá un carácter muestral, por lo que no la realizarán todos los centros sino en aquellos elegidos por las comunidades autónomas.

Adelantados por el ministro Íñigo Méndez de Vigo en una entrevista a Onda Cero, el documento que presentará el titular de Educación a sus homólogos autonómicos en la Conferencia Sectorial del 28 de noviembre introduce cambios en el planteamiento inicial de las reválidas. No obstante, el objetivo de estas modificaciones es allanar el terreno con el resto de formaciones políticas para alcanzar un Pacto de Estado por la Educación.

Según han explicado fuentes ministeriales, el borrador del proyecto de decreto ley para modificar la LOMCE fue enviado por el Ministerio de Educación a los responsables de la negociación con el PSOE el pasado jueves 17 de noviembre. En el escrito se indica que las nuevas condiciones de las reválidas se mantendrán “durante un tiempo prudencial suficiente” hasta lograr el pacto educativo, un plazo que podría concretarse en la próxima reunión de la Conferencia Sectorial.

La nueva reválida de Bachillerato propuesta por el Ministerio

El proyecto de Real Decreto presentado por el Ministerio de Educación propone que los estudiantes de segundo curso Bachillerato realicen un examen de las asignaturas troncales Lengua Castellana y Literatura II, Primera Lengua Extranjera III e Historia de España. No obstante, aquellos alumnos matriculados en la modalidad Ciencias deberán tomar también el examen de Matemáticas II; los de Humanidades, Latín II, aquellos inscritos en Ciencias Sociales deberán examinarse de Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales II; y los alumnos de Artes deberán hacer Fundamentos del Arte II.

A parte de estas cuatro asignaturas troncales generales, los estudiantes deberán elegir dos asignaturas de un listado de troncales de opción. En el caso de los alumnos de Ciencias deberán elegir examinarse de Biología, Dibujo Técnico II, Geología, Física o Química; en Humanidades y Ciencias Sociales escogerán entre Economía de la Empresa, Griego II, Historia del Arte, Historia de la Filosofía o Geografía; y en Artes elegirán entre Cultura Audiovisual II, Artes Escénicas o Diseño.

Esto supone que los estudiantes que quieran acceder a la universidad en el curso 2017-2018 deberán examinarse no sólo de las asignaturas troncales de segundo año, tal como sucedía con la Selectividad. Los alumnos deberán examinarse también de algunos contenidos de primero, algo que está generando mucho desconcierto en la comunidad educativa.

La nueva reválida de Secundaria propuesta por el Ministerio

Los estudiantes de cuarto curso de ESO deberían hacer los exámenes comunes de las asignaturas troncales generales: Geografía e Historia, Lengua Castellana y Literatura y Primera Lengua extranjera. No obstante, aquellos alumnos que han elegido las enseñanzas académicas (hacia Bachillerato) deberán tomar el examen de Matemáticas propio de su modalidad; mientras que los alumnos de enseñanzas aplicadas (hacia Formación Profesional) tomarán un examen de Matemáticas con los contenidos vistos en su curso.

Por último, los alumnos deberán hacer dos exámenes troncales de cada opción a elegir entre las asignaturas propias de su modalidad de estudios. Los alumnos de enseñanzas académicas pueden elegir entre: Biología y Geología, Economía, Física y Química o Latín; mientras que los alumnos de Enseñanzas Aplicadas pueden elegir sólo entre: Ciencias aplicadas a la actividad profesional, iniciación a la actividad emprendedora y empresarial o tecnología.

Así pues, el Ministerio de Educación también cede a las peticiones de la mayoría de las autonomías y organizaciones de la comunidad educativa sobre las pruebas de final de Secundaria, pues va más allá del compromiso de suspender los efectos académicos de las pruebas hasta conseguir alcanzar el Pacto de Estado por la Educación. Con este decreto ley, no sería necesario superar la ‘reválida’ para obtener el título, sino que tendría un carácter muestral y no censal.

Todos estudiantes de Secundaria no realizarían las pruebas, sólo los alumnos de algunos centros elegidos por cada comunidad autónoma. Asimismo, los alumnos deberían examinarse de los contenidos vistos en cuarto curso y no hacer un examen con toda la materia dada a lo largo de Secundaria, lo cual facilitaría la preparación para el examen.

Imagen: © OtnaYdur

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...