Educación especial para niños superdotados

La superdotación se encuentra dentro del concepto de Necesidades Educativas Especiales. Esto significa que el sistema educativo se debe adaptar y ofrecer a los alumnos con cociente intelectual elevado un plan de estudio acorde a sus capacidades. Y si bien la superdotación se debe tomar como una bendición o privilegio, en muchas ocasiones el sistema pone trabas que hacen parecer a la superdotación como un serio problema.

Educación especial para niños superdotados

Las personas superdotadas son aquellas que presentan una capacidad intelectual por encima de la media. Esta capacidad intelectual es determinada luego de la realización de algunas pruebas donde, generalmente, se recurre a la escala de David Wechsler para su medición. Según esta escala, el tener un cociente intelectual superior a 130 equivale a ser superdotado.

Esta mayor capacidad intelectual necesita una educación distinta. Aquellos niños cuyo cociente intelectual, CI, es elevado, deben recibir un programa de estudio diferente al de los niños cuya capacidad intelectual se encuentra en la media.

Claramente la superdotación entra en el concepto de Necesidades Educativas Especiales. Esto significa que el sistema educativo se debe adaptar y ofrecer a los alumnos con CI elevado un plan de estudio acorde a sus capacidades. Y si bien la superdotación se debe tomar como una bendición o privilegio, en muchas ocasiones el sistema pone trabas que hacen parecer a la superdotación como un serio problema.


De forma sumaria, algunos de los programas educativos especiales para fomentar el desarrollo intelectual de los niños superdotados son:

  • Aceleración: En este caso el alumno superdotado es avanzado un curso o más dependiendo de su capacidad. De esta forma, se llegaría a compensar su elevado cociente intelectual.
  • Aula de Apoyo: Este programa se sustenta en que los niños superdotados reciban una educación especial de parte de profesores especializados. A su vez, estos profesores determinarán quienes recibirán estas ayudas especiales y cuál será su intensidad. Aquí no se sustituye el programa escolar, sino que se amplía el contenido de diversas materias.
  • Aula habitual: Aquí el superdotado se encontraría en la misma aula que el resto de los niños, y el profesor debería adaptar y modificar ciertas actividades para estimularlo mejor. Lo que sucede en este caso es que generalmente no suelen llevarse a cabo estas modificaciones, recibiendo los niños superdotados una igual educación que el resto. Esto pasa porque algunos docentes se encuentran sobrepasados de trabajo, de alumnos y sin recursos suficientes.

De una u otra manera, estos niños necesitan de educaciones especiales a fin de estimular y fomentar su desarrollo. Caso contrario, el programa normal de educación les aburrirá y se desmotivarán.

Adicionalmente a este lógico pensar, la legalidad respalda lo dicho y los niños superdotados deben recibir una educación diferencial. Esto se encuentra receptado en el artículo 43 de la Ley Orgánica 10/2002. Este artículo establece lo siguiente:

  1. Los alumnos superdotados intelectualmente serán objeto de una atención específica por parte de las Administraciones educativas.
  2. Con el fin de dar una respuesta educativa más adecuada a estos alumnos, las Administraciones educativas adoptarán las medidas necesarias para identificar y evaluar de forma temprana sus necesidades.
  3. El Gobierno, previa consulta de las Comunidades Autónomas, establecerá las normas para flexibilizar la duración de los diversos niveles y etapas del sistema educativo establecidos en la presente Ley, independientemente de la edad de estos alumnos.
  4. Las Administraciones educativas adoptarán las medidas necesarias para facilitar la escolarización de estos alumnos en centros que, por sus condiciones, puedan prestarles una atención adecuada a sus características.
  5. Corresponde a las Administraciones educativas promover la realización de cursos de formación específica relacionados con el tratamiento de estos alumnos para el profesorado que los atienda. Igualmente adoptarán las medidas oportunas para que los padres de estos alumnos reciban el adecuado asesoramiento individualizado, así como la información necesaria que les ayude en la educación de sus hijos.

Así mismo, también encontramos el Real Decreto 943/2003, cuyo contenido hace hincapié en la flexibilización de la duración de los niveles y etapas del sistema educativo para los alumnos superdotados.

Aboguemos juntos por una educación para todos, una educación motivadora que siempre alimente al crecimiento intelectual de todas las personas.

Foto: Niño por Thomas Hawk en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...