Dominar un tercer idioma, el nuevo requisito laboral

La tendencia del mercado laboral es a dar una mayor importancia al conocimiento de idiomas, llegando a ser necesaria una segunda lengua extranjera para optar a puestos cualificados. Los idiomas europeos son los más comunes, aunque la apertura de nuevos mercados marca al alza los trabajadores que dominan el chino, japonés, ruso o árabe.

El conocimiento de idiomas tiene mucho peso a la hora de encontrar un empleo, hasta el punto en que en gran parte de las empresas exige a los aspirantes dominar tres lenguas como requisito laboral. Según destaca un informe de Randstad, muchos empleos cualificados han aumentado el nivel de requisitos hasta el punto de que conocer un tercer idioma ha pasado a ser básico a la hora de aspirar a muchos empleos cualificados.

Las lenguas extranjeras más comunes entre los españoles son las tradicionales, siendo el inglés la lengua más hablada, seguida del alemán y el francés. Según destaca el informe de Randstad, el dominio del inglés y el alemán es básico, especialmente en profesiones de ingeniería, mecánica y electrónica; así como en el sector de Finanzas, directivos de ventas y márquetin, nuevas tecnologías y comunicaciones.

Sin embargo, estos dos idiomas no son los más comunes en todas las profesiones y hay algunos sectores laborables que exigen conocimientos de otros idiomas europeos. En el caso de los profesionales de la Salud, el francés es una segunda lengua extranjera fundamental para desarrollar el trabajo. En cambio muchos ingenieros de la construcción el portugués ayuda a abrir puertas en Brasil, ya que este país está construyendo infraestructuras nuevas para el Mundial de fútbol de 2014 y las Olimpíadas de 2016.

Con todo, los procesos de selección de personal cualificado en los que conocer una tercera lengua es fundamental para aspirar al puesto se relacionan con empleos en carreras técnicas, perfiles del área de finanzas y banca; de igual modo que son necesarios tres idiomas en algunos mandos ejecutivos de abogacía y en puestos superiores de ventas y marketing. Y en estos casos, los idiomas más comunes son el inglés, el francés, el portugués o el alemán.

No obstante, debido a la apertura de nuevos mercados para las compañías españolas, otras lenguas menos comunes son demandadas por cada vez más estudiantes. Según destaca Randstad, las perspectivas de negocio de países emergentes y nuevos mercados hacen que los trabajadores que dominan el chino, el japonés, el árabe o el ruso sean codiciados; de igual modo que se abre la posibilidad de trabajar in situ para compañías extranjeras si se conoce el idioma local.

Los trabajadores que dominan un tercer idioma son más codiciados, pero el requisito fundamental en el 58% de las ofertas de trabajo dirigidas a recién licenciados estipula como indispensable el conocimiento de un segundo idioma. Igualmente, el dominio del español y otra es común en el 65% de los puestos de ejecutivos intermedios y presente en la totalidad de ofertas de trabajo para cargos de alta dirección.

Aunque el dominio de idiomas es algo común desde hace tiempo en las ofertas de empleo, España continúa siendo el tercer país de la Unión Europea con un menor número de adultos de entre 25 y 64 años que hablen, al menos, una lengua extranjeray no siempre con garantías de saber hacerlo–; sólo superados por Hungría y Bulgaria. Según Randstad, el 51% de los españoles conoce otro idioma frente al 66% de la media comunitaria y con el récord de Luxemburgo, donde el 99% de su población domina dos idiomas.

Foto: DraXus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...