Cursos de informática para mayores

Cuando eran niños nunca pudieron imaginar que un día podrían salir a la calle y hablar con un diminuto teléfono que guardarían después en su bolsillo, no soñaron con una televisión en color, y cuando ahora sus nietos desde casa les dicen que chatean con sus amigos de Londres les parece sorprendente. Los mayores asisten boquiabiertos a constantes cambios tecnológicos, de los que son meros espectadores pasivos, pero en el fondo, podrían beneficiarse más de ellos si pudieran formarse en su utilización.

older computer

Cuando eran niños nunca pudieron imaginar que un día podrían salir a la calle y hablar con un diminuto teléfono que guardarían después en su bolsillo, no soñaron con una televisión en color, y cuando ahora sus nietos desde casa les dicen que chatean con sus amigos de Londres les parece sorprendente. Los mayores asisten boquiabiertos a constantes cambios tecnológicos, de los que son meros espectadores pasivos, pero en el fondo, podrían beneficiarse más de ellos si pudieran formarse en su utilización.

Muchos empiezan a acercarse sigilosamente al mundo de las tecnologías de la información y la comunicación, a familiarizarse con el ordenador que tienen sus hijos en casa. Los motivos son variados: la posibilidad de leer un correo electrónico de los nietos que viven en otro país, encontrar por Internet una pieza de su máquina de coser o de su coche de toda la vida, reservar unas entradas de teatro, o buscar ofertas de viajes para jubilados. Y es que el ordenador les abre más de una puerta para relacionarse con personas de su edad que residen en otros lugares (chat), comunicarse con otras generaciones en foros desde los que se debaten temas de su interés, aprender nuevas habilidades y conocimientos (escribir cartas, llevar su contabilidad, matricularse en cursos on line), participar más activamente en ámbitos de la política y de la sociedad, etc. Sea una u otra la razón, son cada vez menos los que quieren quedarse al margen, y apuestan por avanzar en la vida.

No obstante, para que las personas mayores aprendan a manejarse con un ordenador es necesario que afronten una serie de temores y censuras que se autoimponen ellos mismos, a causa de: la presión estereotipada de “¡a mi edad qué voy a aprender ya!”, la inseguridad o el pudor al reconocer que no han tenido ninguna experiencia previa con el ordenador o el ratón (contrariamente a los niños o jóvenes que al menos a través de juegos o el messenger algo conocen), el agobio con tanta información nueva después de años sin estudiar o exponerse a un aprendizaje intelectual, etc.

Por eso, la enseñanza de la informática, dadas las características y necesidades de estos alumnos, requiere de una adaptación en sus objetivos y metodología, que especialmente recalque:

  • La funcionalidad y utilidad práctica (familiar, de ocio, de cultura) que tiene cada conocimiento adquirido en la cotidianeidad de sus días. Motivarles en el aprendizaje, enfatizando en los intereses que les han llevado a matricularse.
  • La cercanía que puede proporcionarles a los problemas y realidades contemporáneas, y la importancia que conlleva el hacerse agentes activos de la sociedad.
  • La dimensión de salud, pues les sirve de estímulo para mantenerse activos tanto física como psicológicamente (potenciando memoria, atención, coordinación, etc.).

Tengamos en cuenta que el aumento de la esperanza de vida ha hecho de ellos un sector importante de la población con voz y voto, y es por lo segundo, por lo que se han movido muchas políticas de ayuda a la tercera o cuarta edad, entre las que se incluyen clases de informática para mayores.

Los cursos que se ofertan para este colectivo difieren en cuanto a la edad solicitada de admisión (en unos hace falta cumplir los 65 años y en otros basta con 50). No hablamos de cuestiones tan complejas como un curso de sistemas informáticos, pero sí de formaciones sencillas. También varían en su duración, según sean los centros o entidades que los organizan, aunque en general todos dedican más tiempo a cada módulo de contenidos, comparado con los que están dirigidos a otra franja de edad, para así garantizar la generalización de lo aprendido a la práctica de la vida diaria.

La formación en este área para este grupo es aún incipiente en España, tanto en el ámbito privado como en el público. Suelen ofrecerse desde los ayuntamientos, asociaciones de mayores, centros cívicos o culturales, e incluso se programan de forma regular en algunas universidades junto a otros cursos destinados a veteranos.

Telefónica ha abierto el Aula Informática del Grupo de Mayores para la enseñanza de sus asociados y la de los pertenecientes a las asociaciones integradas en CEOMA (Confederación española de organizaciones de mayores). Son cursos de 12 horas, con precios bastante asequibles, diseñados para aprender y practicar con las nuevas tecnologías de la comunicación.

La Obra Social Fundación “la Caixa” ofrece talleres de informática en las ciberCaixa de los centros de mayores propios y en convenio con las administraciones públicas, para facilitar el acercamiento de las personas mayores a las tecnologías de la información. Los usuarios de las ciberCaixa pueden matricularse en los siguientes talleres:

  • Taller de Iniciación, para los que parten de cero y necesitan empezar por el empleo del ratón, la familiarización con el teclado y el conocimiento de los procesadores de textos.
  • Taller de Internet, aproximándoles a los chats, buscadores, correo electrónico, etc.
  • Taller de Fotografía Digital, dado que muchos desean instruirse en el uso de las cámaras digitales, y en el tratamiento y retoque fotográfico.
  • Taller de Páginas Web. Cada vez son más las webs pertenecientes a la red de centros de mayores, con lo que la posibilidad de aprender a diseñarlas y mantenerlas es todo un reto.

Otra opción son los telecentros o puntos de acceso a Internet, que están ubicados en las poblaciones rurales, y que no sólo disponen de una conexión adsl gratuita, sino que también organizan cursos de alfabetización informática para este grupo de mayores que está alejado de los avances técnicos de la ciudad.

Para aquellos que no puedan acudir de forma presencial a este tipo de cursos, pueden descargarse de forma gratuita un manual de informática hecho básicamente a la medida de sus necesidades. La Obra Social de Caja España ha creado la “Guía de Usuarios de Informática para Mayores”, con el fin de abordar de una manera práctica e intuitiva el funcionamiento de un ordenador, sus componentes, la utilización de un editor de textos y las estrategias para desenvolverse en Internet y en el correo electrónico.

SeniorNet.org ha creado una red de 130 centros de aprendizaje de informática; para enseñar cómo navegar por Internet a los mayores, además de facilitar un ordenador conectado a la red para quienes no tienen el equipo necesario.

Foto: Pim Rupert

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...