Cuentos infantiles según las edades

No todos los libros o cuentos se adaptan a todos los públicos, hay que verificar que cada uno de ellos sea adecuado para la edad de las personas, más si son niños. Por ello, en este post nos detendremos en algunas pautas y características de los cuentos infantiles ya que hay algunas particularidades diferentes según la edad de los niños.

Cuentos infantiles según las edades

En repetidas ocasiones os hemos invitado a fomentar la lectura en los niños, adolescentes y a realizar actividades que permitan disfrutar los libros o textos. Y acompañando esta iniciativa lectora, se debe reparar en los libros. No todos los libros o cuentos se adaptan a todos los públicos, hay que verificar que cada uno de ellos sea adecuado para la edad de las personas, más si son niños.

Por ello, nos detendremos en algunas pautas y características de los cuentos infantiles ya que hay algunas particularidades diferentes según la edad de los niños. Así que a prestar atención y a regalar algún cuento infantil a los niños para que estos comiencen a enriquecerse del bello mundo literario.

Comencemos por los pequeños de dos años. Aquí, los niños son atraídos por libros para mirar a los que pueda escuchar con placer. Comienzan a descifrar colores con lo cual son buenos los cuentos con variedad de colores, formas, tamaños y volúmenes. Las ilustraciones grandes y amplias que pueda llegar a identificar con el entorno son muy apreciadas por los niños, quienes a través de estos cuentos (por los dibujos y las palabras) experimentan muchas sensaciones corporales.

Los niños de tres años son atraídos por libros con historias o poemas breves que puedan repetir. Les apetece escuchar la historia y relacionarla con los dibujos.

A los cinco años, los cuentos o libros deben caracterizarse por tener unidad en el tiempo y lugar y personajes sencillos con roles bien definidos. En cuanto a los dibujos, deben ser claros pudiendo ser más detallistas y pequeños que los cuentos característicos de las edades más pequeñas. Aquí, el lector suele reconocer la escritura de algunas palabras y disfruta poder hacerlo, les gusta escuchar varias veces el cuento y memorizar algunas partes.

Cuando los niños tienen siete años, los libros deben tener una rica historia acompañada por dibujos y un relato que conserve una clara línea argumental. Los niños son muy imaginativos y los cuentos pueden abriles mundos de fantasía. Suelen identificarse con los personajes del libro, tienen un gran sentido de la justicia y necesitan gratificación cuando hay elementos dolorosos.

A los nueve años, las ilustraciones no son tan necesarias como en edades anteriores, aunque siguen llamando la atención. Incluso los dibujos se presentan más como mensajes a decodificar y al estilo historietas (muy populares en esta franja edad). También, los cuentos o novelas con cortos capítulos son adecuados a esta edad. Los niños son atraídos por los personajes e inician a elegir y fabricar a sus ídolos. Vale mencionar que en esta etapa puede existir un gran contraste: niños fascinados por la lectura y niños que no pueden aceptarla.

Por último, a los once años, los cuentos y libros deben ser armónicos con buen equilibrio en el texto. En esta etapa entran las novelas cortas con capítulos, el humor, la ciencia ficción, aventura… Los niños son atraídos por el terror, el suspenso, los monstruos, el humor y la realidad misma, apreciando una rica ilustración. A partir de aquí, ya pueden comenzar a seleccionar a sus escritores preferidos.

Fuente: Léeme un cuento

Foto: Leer por Robert Hextall en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...