¿Cuál es la función de un coach?

Existen diferentes modalidades de coaching y, por lo tanto, nos podemos encontrar con varios tipos de coach, especializados en distintas áreas o disciplinas. Pese a esta diversidad de la que te hablamos, ser coach consiste básicamente en asesorar y acompañar a una persona o grupo de personas con el objetivo que desarrollen unas habilidades específicas o que superen determinado problema. A la persona que realiza esta tarea se la llama coach, entrenador en castellano, y la que la recibe lleva el nombre de coachee. Como haría un entrenador deportivo, en el coaching se te orienta y se te ofrecen las bases necesarias para llevar a buen puerto tu objetivo, pero es la misma persona quien tiene que buscar en su interior y encontrar la fuerza para ello.

Un coach te sirve de inspiración, te da fuerzas y aliento, pero el trabajo duro no lo hace él sino tú. Con elementos provenientes de la psicología conductista y de la pedagogía, lo que hace un entrenador se puede entender como una especie de intervención psicológica orientada a modificar conductas que no nos benefician, o que directamente nos dañan. Una de las modalidades de coaching que más fama está empezando a ganar es el empresarial o ejecutivo. En el mundo en el que vivimos, donde todo cambia a pasos de gigante y los individuos están sometidos a una gran presión, son muchas las empresas que contratan los servicios de un coach para motivar a sus empleados, resolver conflictos y conseguir de ellos los mejores resultados. En definitiva, para convertirlos en líderes.

En el mundo empresarial, el objetivo primordial es desarrollar las habilidades de los trabajadores frente al cliente, pero existen otros modos de coaching que no están enfocados a los negocios. Seguramente habrás oído hablar del programa televisivo Hermano Mayor, que en la actualidad se emite en Cuatro. Pese a que pueda parecer banal, observar la conducta del ex-waterpolista Pedro García Aguado es una buena manera de observar los métodos de un entrenador de la conducta. En concreto, el ahora presentador es un reputado coach de superación personal en el ámbito de la drogadicción y alcoholismo. Su experiencia con las drogas le ha llevado a prepararse como terapeuta y ayudar a jóvenes y familias que pasan por la misma situación que él.

Las críticas que desde algunos sectores se le han hecho a los coach es el hecho de no utilizar una metodología estricta y bien perfilada. Ello se debe en que el sector aún no está convenientemente regulado, al contrario que el de los psicólogos colegiados, por lo que no es improbable encontrar gente que no tiene la formación necesaria pero que se dedica al coaching. Hay quien habla también de la inmediatez de los resultados que se desean conseguir, apostando por los plazos cortos en detrimento de un cambio paulatino y más profundo. ¿Tú qué crees? ¿Te apuntarías a la moda del cocaching? ¿Conoces a alguien que se dedique a entrenar la conducta?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...