Consejos para mejorar el nivel de lectura

Para poder mejorar nuestro nivel de lectura, debemos ser constantes y practicar una serie de ejercicios, que son los que nos permitirán ser mejores lectores. Veamos algunos de los ejercicios.

Consejos para mejorar el nivel de lectura

Consejos para mejorar el nivel de lectura

En el mejor de los casos, a la lectura la ejercemos por placer, pero también puede ser que lo hagamos porque tenemos que estudiar, que será mucho mejor si es una lectura de nuestro agrado, o bien debemos hacer lecturas obligatorias, las cuales no nos apetecen mucho, pero debemos hacerla de todos modos.

Cuando leemos porque queremos, o bien cuando leemos y encontramos atractivo el tema de lectura, es mucho más fácil que leamos con atención y realicemos una lectura más rápida. En cambio cuando lo que debemos leer no nos gusta mucho, podremos encontrar algunas dificultades en el medio. Para que esto no sea un inconveniente, les daré algunos consejos para mejorar el nivel de lectura, el cual les otorgará resultados más productivos frente a esos “textos obligatorios”.

Así mismo, las personas que consideren que pueden mejorar su nivel de lectura y llegar a ser un lector rápido y eficaz, les sugiero que implementen los consejos dados para incrementar dicho nivel de lectura, ya que como hemos mencionado en “Leer rápido da mejores resultados”, la lectura rápida nos posibilita una mejor comprensión del texto en tiempos muchos menores, consiguiendo, de esta forma, una lectura más eficiente.


Pues bien, ¿Cómo mejorar nuestro nivel de lectura? Para poder mejorar este aspecto, debemos ser constantes y practicar una serie de ejercicios, que son los que nos permitirán ser mejores lectores. Algunos de los ejercicios son:

Emplear el dedo. Nuestro dedo será un gran aliado mientras lo usemos correctamente, ya que de lo contrario causará efectos contrarios a los que pretendemos. El dedo se debe emplear como si fuera un puntero que va marcando el ritmo y velocidad de lectura. Para esto, debemos ir subrayando cada línea del texto con el dedo puntero, mientras vamos leyendo lo que éste va marcando. Con este ejercicio daremos a los ojos un enfoque concreto a donde apuntar, evitando que tengan lugar las regresiones innecesarias.

Dibujar una S. Graficar una S en la hoja del libro que estamos leyendo nos ayudará a controlar la velocidad y ampliar las fijaciones de nuestros ojos. Al dibujar la S y seguir lo que el texto va diciendo con la vista, lo que estamos realizando es la definición de la zona a la que nuestros ojos deben mirar. Al principio puede resultar tedioso, pero dará muy buenos resultados. Claro que este ejercicio no lo debemos hacer mientras leemos de verdad, usémoslo solo de ejercitación para mejorar ese momento de lectura verdadero.

Leer de 2 en 2. Este ejercicio, al igual que dibujar la S, nos ayudará a ampliar las fijaciones. Lo que debemos hacer es ir marcando con el dedo cada dos líneas del texto, pero leyendo obviamente cada línea. Este método de lectura es muy apropiado para leer textos que estén divididos en columnas, no así para el formato tradicional de un libro.

Foto: Leer por Margolove en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...