Consejos para futuros teleoperadores.

telefono.png

La profesión de Teleoperador es prácticamente un arte en el que entran en juego muchas capacidades. Un buen teleoperador debe contar con ciertas cualidades físicas como una buena vocalización, un tono de voz adecuado o saber controlar los silencios. También debe estar dotado de cualidades psicológicas como una actitud abierta, capacidad de persuasión o buenas dosis de paciencia.

Pero ¿El teleoperador nace o se hace? Aunque la personalidad extrovertida sea un punto a favor lo cierto es que con una buena formación y voluntad por tu parte puedes entrar a formar parte de un sector con gran demanda en la actualidad.

Existe la falsa idea de pensar que para trabajar de teleoperador no es necesaria demasiada formación. La mayoría de las empresas ofrecen cursos previos a la incorporación al puesto de trabajo que deberán superarse para ser elegido. No obstante, si quieres tener una buena formación al respecto y abrirte más posibilidades sería bueno que realizaras algún curso especifico.

El centro de estudios ICA ofrece cursos a distancia de teleoperadores bastante completos donde aprenderás a mejorar tu vocabulario, a controlar tu voz y a mejorar tu actitud y aptitudes comunicativas. Puedes encontrar muchos más cursos de este temática en internet.

Una vez en el puesto de trabajo es importante que nunca olvides la paciencia en casa: con tus clientes (que a soportan largas esperas al teléfono) y con tus jefes. Ten en cuenta que la profesión de teleoperador tiene ciertas características un tanto complicadas que deberás afrontar con optimismo y tranquilidad.

Foto: Fluzo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...