Conducta del adolescente

La adolescencia es una etapa necesaria para la formación de la personalidad y del aspecto físico que tendrá el individuo. Se trata de una etapa de profundas trasnformaciones para autodefinirse como individuos maduros ante los padres, el entorno y uno mismo. No obstante, en esta búsqueda de la individualidad podemos distinguir los tipos de conductas más comunes que adoptan los jóvenes adolescentes.

Conducta del adolescente

Conducta del adolescente

Para los padres, la adolescencia como la gran y contradictoria rebelión de sus hijos, que quieren ser tratados como adultos sin renunciar a sus privilegios como niños. Mientras que para los adolescentes es una época de profundas transformaciones físicas y psicológicas. En suma, se trata de una búsqueda de la individualidad de uno mismo aunque, en el proceso se adoptan conductas compartidas entre los adolescentes. Algunas de estas conductas comunes son las siguientes:

Conducta oposicionista y desafiante: el adolescente muestra poco o ningún respeto por las figuras autoritarias, como los padres o los educadores. Al mismo tiempo, puede tener una mala relación con los compañeros. Es normal que los chicos y chicas con esta conducta culpen de sus errores a los demás y que discutan con frecuencia con los adultos por cualquier tontería. Será vital que aprendamos a tratar con él siguiendo unas pautas para adolescentes. No debemos confundir esta conducta adolescente con el transtorno que se caracteriza por el desafío y oposición extremos.

Conducta retraída y ausente: muchos adolescentes sienten inseguridad ante las transformaciones de su cuerpo y de su entorno por lo que evitan interactuar con los demás. Esta visión sobre la adolescencia repercute en la confianza en ellos mismos, que las relaciones entre personas de su misma edad son dificultosas y que trate de protegerse de estos cambios de la adolescencia mediante la alienación. La clave para tratar con los chicos este tipo de conducta adolescente es reforzar mucho su confianza y motivarle a que se relacione con personas de su edad.

Conducta despreocupada y festiva: los adolescentes con este tipo de conducta descuidan sus deberes y obligaciones frente a una cuidada vida social. Se trata pues, de chicos y chicas que no quieren prestar atención a sus estudios, a las tareas del hogar o a otras obligaciones que puedan tener. Aunque en la adolescencia lo habitual es dedicar mucho tiempo y esfuerzos en las relaciones sociales, los adolescentes con conducta despreocupada y festiva solo tienen esta preocupación en mente. Los padres debemos motivarles a seguir estudiando y controlar (sin intromisiones extremas) la vida social de nuestro hijo.

Foto: Yo, adolescente: Memorias de mis 16 en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,40 de 5)
4.4 5 10
Loading ... Loading ...