Cómo redefinir metas laborales y profesionales

La falta de empleo, la crisis o, simplemente, la disconformidad con un modo de vida o un empleo puede conducirte a plantearte cambiar el rumbo profesional, aquí tienes algunas claves para lograrlo.

El horizonte profesional y las metas

Ya sea porque no consigues empleo o porque quieres cambiar tu rumbo profesional por agotamiento, por falta de conformidad con el salario máximo posible o porque tu profesión no resultó ser como la soñabas, siempre existe la posibilidad de redefinir tus metas laborales y profesionales.

Para ello es importante cuestionarse seriamente sobre a dónde quieres llegar este nuevo año, qué nuevas puertas quieres abrir y que sueños deseas alcanzar.

Las preguntas parecen sencillas y de hecho lo son, lo que no son simples son las respuestas que deberás dar, con total honestidad y conciencia para permitirte redefinir tus metas, dar un giro a tu carrera o descubrir nuevos horizontes. Para ello tus respuestas deberán ser claras, concretas, medibles y, lo más difícil: reales.

Para poder encontrar estas respuestas y que te resulten útiles a la hora de redefinir tus metas, ten en cuenta los siguientes tips:


  • Comienza teniendo en tu mente lo que quieres:

Olvídate de las limitaciones, imagina que puedes tener todo el dinero, toda la experiencia, contactos y educación necesaria para hacer cualquier cosa; intenta visualizarte en este contexto y, desde aquí, pregúntate ¿A dónde quiero llegar?

Una vez que encuentras esta respuesta en tu mente y logras visualizarte en un lugar, podrás empezar a trabajar para lograrlo, pero el primer paso es saber qué es lo que quieres y recién luego, averiguar cómo hacer para conseguirlo.

  • Elabora tu estrategia

Ya te has visualizado, ahora, ¿Como harás para conseguirlo?, es decir, ¿qué pasos seguirás para lograr lo que quieres?

Cualquier sea la meta que te hayas planteado, si acaso es a largo plazo, intenta particionar los objetivos y ponte uno parcial para terminar el presente año, qué debes hacer para que, durante lo que queda del año, des uno o varios pasos para el objetivo final. De a pequeños pasos habrás recorrido un largo camino para conseguir aquéllo que soñaste.

  • Enfrenta tus miedos

Aquí es donde muchos de nosotros abdicamos: auto saboteo. Ayúdate a tí mismo, reconoce tus miedos y sorepásalos, no te permitas ser quien te limite y no des espacio a planteos derrotistas tales como: “Ésto no es para mí”, “No me da la cabeza para tanto”, “Es demasiado esfuerzo y siquiera sé si lo lograré”.

Por el contrario, ante tus miedos, plantéate cómo vencerlos antes que se hagan presentes; fíjate si necesitas capacitarte o si quieres de ayuda de alguien más para conseguir tus metas.

  • Manos a la obra

Tomar las riendas de tu carrera es el primer paso para un cambio profesional o laboral. Debes ser consciente que tú pones el rumbo de tu carrera y no te dejas llevar por los escalafones de la empresa donde te empleas, donde no puedes decidir si prefieres ésto o aquéllo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...