Cómo hacer sal de colores

A la hora de hacer manualidades, muchas son las opciones que tenemos para elegir; manualidades con yeso, con plastilina, con tela, con papeles e incluso con sal. Precisamente con ésta última manualidad que mencionamos, nos quedaremos en este post. Os invitamos a ver cómo hacer sal de colores; una práctica, sencilla y muy bonita actividad para realizar y dejar volar la creatividad.

Cómo hacer sal de colores

A la hora de hacer manualidades, muchas son las opciones que tenemos para elegir; manualidades con yeso, con plastilina, con tela, con papeles e incluso con sal y tiza.

Precisamente con la última manualidad que mencionamos, nos quedaremos en este post, manualidades con sal y tiza. Una de las actividades que tiene una gran aceptación con este tipo de manualidades, es realizar sal de colores. Ésta es una práctica, sencilla y muy bonita actividad para realizar por chicos, adolescentes y grandes.

La técnica de hacer sal de colores es simple, razón para que nadie se excuse de no hacerla, e invita a dejar volar a la imaginación, creatividad e ingenio de todas las personas. Esto último es lo que más destacamos de hacer sal de colores, que se relaciona con su “presentación”. Pero antes de adentrarnos en esta parte, os invito a ver cómo hacer sal de colores.


Para realizar sal de colores, necesitaremos los siguientes elementos:

  • Tizas de diferentes colores
  • Sal, fina o gruesa (lo dejo a vuestro gusto)
  • Papel
  • Distintos recipientes, pueden ser vasos o tazas. La cantidad de recipientes dependerá de la cantidad de colores que usen para hacer sal de colores (si queremos usar cuatro colores de tiza, necesitamos cuatro recipientes).
  • Un frasco de cristal, la forma que elijan del frasco será esencial para la presentación de esta manualidad.
  • Una tapa, corcho o un trapo con una bandita elástica.

Una vez que tengamos todos los elementos necesarios, llega el momento de la acción. Así que ¡Manos a la obra!

  1. Primero seleccionaremos los colores de tiza que usaremos. Pueden ser todos los que deseen.
  2. Luego pondremos un poco de sal en los recipientes. Si decidimos usar tres colores de tiza, pondremos sal en tres recipientes.
  3. Acto seguido agarramos un recipiente con sal y lo volcamos en un papel para comenzar a frotar la tiza de color sobre la sal. Una vez que toda la sal que hayamos vertido en el papel este del color de la tiza, la volveremos a colocar en el recipiente.
  4. Se debe repetir el procedimiento anterior con todos los colores de tiza que deseemos tenga la sal y nuestra manualidad.
  5. Cuando finalicemos de hacer la sal de colores es el momento para dejar paso a la imaginación y presentación de nuestra manualidad. Para esto agarraremos el frasco de cristal que hayamos elegido y, armando una especie de embudo con una hoja de papel, colocaremos de forma intercalada nuestra sal de colores. Primero os recomiendo seleccionar cómo quieren que queden los colores, y luego, en base a dicho orden, verter la tiza coloreada en el frasco. Acá pueden optar por hacer primero todo de un color, luego de los otros, o ir vertiendo un poco de cada uno de forma mezclada. En fin, como ustedes prefieran.
  6. Al finalizar el vertido de la sal coloreada, le pondremos una bella tapa al frasco, que puede ser con un corcho, una linda tela con una cinta que la ate o una simple tapa.

Espero os guste la manualidad y les salgan unos preciosos frascos de cristal con sal de colores.

Foto: Sal por Pavati en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...