¿Cómo elegir una buena universidad?

Una vez elegida una carrera universitaria, algunos alumnos se encuentran frente a una encrucijada: ¿cómo elegir una buena universidad? Dejando de lado el prestigio de cada institución, es habitual escuchar que en las universidades pagadas el esfuerzo es menor o que en las universidades públicas se dificulta mucho el aprendizaje. Existen muchos prejuicios acerca de ambos modelos de estudios superiores que condicionan la elección del centro. Pero ¿en qué nos debemos fijar?

¿Sabes cómo elegir una buena universidad?

¿Sabes cómo elegir una buena universidad?

  • Contenidos: debemos fijarnos en el plan de estudios de la carrera que nos interesa cursar. En algunas carreras, las universidades tienen orientaciones bien marcadas mientras que, en otras, los contenidos aparecen menos definidos. Si tienes claro cómo enfocar tus estudios decántate por aquella universidad que te ofrezca el plan de estudios más adecuado. Recuerda que siempre puedes llamar al centro de estudios para obtener más información.
  • Turno de mañana o de tarde: conocer la oferta de días y horarios disponibles para la carrera que te gusta te ayudará a decantarte por una universidad u otra. A más, si tenemos la idea de compaginar estudios con trabajo conocer esta característica nos permitirá organizarnos y encontrar la flexibilidad que necesitamos.

  • Cambio de clase y compañeros: es habitual que en las universidades públicas los estudiantes se inscriban en las materias, grupos y horarios que más les convienen, a modo de dilatar sus horas de clase o de comprimirlas en pocos días. En cambio, las universidades privadas tienen más estabilidad en cuanto a la fluctuación de compañeros y cambios de aula.
  • Aspecto económico: aunque no sea el aspecto más agradable de analizar, es importante conocer cuanto cuesta la carrera y si nuestros padres (o nosotros) somos capaces de pagar la matrícula. A más de este gasto tan importante, debemos añadirle los gastos que conlleva estudiar una carrera (desplazamiento, vivienda, comidas, material, etc). Relacionado con el aspecto económico, podemos informarnos sobre las becas.
  • Modalidad de enseñanza: mitos sobre la universidad a parte, en los centros públicos se potencia que el alumno sea capaz de llevar los estudios por si mismo y adquiera las competencias necesarias para complementar la información dada en clase. En cambio, en las universidades privadas existe mucho más control por parte de los profesores. Así pues, debemos valorar nuestra capacidad para tomar control de nuestra vida y ser responsables con los estudios.
  • Sistema de prácticas: aunque las prácticas se acostumbran a realizar en el último año de carrera, debes informarte del sistema y de la oferta disponible de prácticas profesionales (aunque esta suele variar de un año para otro). Los estudios, en definitiva, son el paso previo a la inserción laboral.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...