Cómo dar las mejores respuestas en una entrevista de trabajo

Es probable que mientras el selector ojea tu curriculum haga el siguiente pedido: “Hábleme de usted”; y tú deberás dar tu mejor respuesta a ésa y otras preguntas.

Las entrevistas de trabajo nos dejan la noche anterior sin dormir, el estrés se apodera de nosotros conforme pasan las horas y al entrar en el despacho del selector, las manos nos sudan, temiendo tener que estrecharla con un saludo. El momento de las preguntas se acerca, aún si has preparado un elocuente curriculum vitae y esté allí todo plasmado.

El selector de personal necesita saber cómo te desenvuelves, controlas tus nervios y si respondes con honestidad y rapidez a cualquier pregunta; es el momento en que te ponen a prueba y se decide tu incorporación o no. Todo depende de las respuestas que des cuando te sientes frente a la persona de las preguntas inquietantes.

Para presentarte un poco más relajado a la entrevista de trabajo, nada mejor que tener previsto qué te pueden llegar a preguntar; para así esbozar en tu mente las posibles respuestas, o las respuestas más elegantes con las cuales das a conocer los datos y adornas con elegancia verbal, ya que lo has pensado antes de responderlo; con mucho más tiempo.

Si te cuesta imaginar qué podrían preguntarte, ten en cuenta la siguiente lista y prepara algunas respuestas para dar; ten en cuenta que estas preguntas son una guía y que no necesariamente te las hagan a todas o en este orden:

Es probable que mientras el selector ojea tu curriculum haga el siguiente pedido: “Hábleme de usted”; y claro, no te podrás a contarle tus hobbies ni que deportes practicas los domingos, debes dar una respuesta sintética, que no aburra y que aporte los datos que se esperan: experiencia profesional y laboral; además de algunas aspiraciones; pero ya habrá más tiempo para entrar en detalles sobre este asunto.

El selector evaluará tu destreza para enumerar tus capacidades y aptitudes evitando caer en pozos que puedan conducir a que te pregunte sobre tus limitaciones. Trata de prepara una respuesta redonda, donde no queden cabos sueltos y el selector tenga que pasar a la siguiente pregunta sin indagar porque ha notado tu voz dudosa.



Te resultará muy útil si preparas un breve resumen de tu carrera profesional y experiencia laboral con un poco de antelación a la fecha de la entrevista; así podrás leerlo e incorporarlo a tu discurso para poder usarlo sin fisuras el día de la entrevista. En no más de 300 palabras tendrás que describir tu formación profesional, las capacitaciones que hayas realizado y tu experiencia laboral con sus logros y todo.

Otra de las preguntas con que los entrevistadores suelen sorprendernos cuando concurrimos a buscar empleo es “¿Qué sabe usted de nuestra empresa?”.

Así que antes de presentarte, haz tu tarea e investiga un poco de la empresa u organización a la cual te presentas; ya sea usando internet o preguntando a algún empleado que conozcas. Deberás denotar interés en las actividades de la empresa y deseo por incorporarte, así que háblales de lo bueno que crees tal o cual producto que ellos fabrican. Ten mucho cuidado cuando investigues, sobre todo si usas internet, pues no toda la información es 100% fiable y podrías tener un dato erróneo y confundir un producto de otra empresa de la competencia que realmente no les agrade; por lo tanto cerciórate antes de decidirte a hablar de él.

La siguiente pregunta es una de las clásicas de toda entrevista de trabajo; todos la hemos oído alguna vez y cada vez es como la primera vez; nos sorprende y no encontramos qué responder: ¿Por qué quiere trabajar con nosotros? Claro que la pregunta no es amistosa y no se espera que respondas, “porque ustedes pagan más dinero por el trabajo que hago en otra empresa”. Tu motivación está siendo evaluada; ya sea que vengas de un empleo reciente o que hayas estado deocupado por un tiempo, es importante que te muestres proactivo y entusiasmado con el trabajo que corresponde a la vacante por la cual te presentas.

Trata de mostrarle cuáles son los beneficios que ellos tendrán si te contratan para ese cargo y por qué puedes hacerlo bien.

Aquí debes usar tu destreza para, sin caer en enredos, comentarle al evaluador cómo aplicarías tus conocimientos, experiencia laboral y capacidades para beneficio de la empresa. Debes tener una idea acabada de la contribución que harás a la organización desde tu puesto de trabajo, por lo que será vital que conozcas las funciones que desempeñarás.

Otras de las preguntas que un selector de personal o un gerente de recursos humanos puede hacerte en tu entrevista de trabajo es ¿Por qué dejó su antiguo empleo? -o ¿por qué dejaría su empleo actual? si acaso aún te encuentras empleado.

Cuando respondas, no entres en detalles escabrosos, las intimidades e infidencias no son deseables, aun cuando se trate de una empresa competidora; se breve y ve directo al grano así es que si te han echado por reducción de personal, no está mal que digas la verdad; valorarán la actitud y al fin y al cabo no ha sido tu culpa. Aunque claro, si tu anterior empleo era insalubre o no te pagaban bien o en término, mejor será que digas que no te encontrabas a gusto y que necesitas un nuevo lugar donde superarte y trabajar a gusto en nuevos emprendimientos.

Ni se te ocurra decir que prefieres esta empresa porque te queda más cerca de tu hogar o razones que puedan denotar que te importa poco la trayectoria de la empresa y la oferta de trabajo a la que te presentas.

Si todo marcha bien, el selector de personal te preguntará ¿Por qué debemos contratarlo(a)?

Y ahora es el momento de comentarle todas tus aptitudes y capacidades únicas, con el valor agregado de las ventajas competitivas que sólo tú puedes aportar a la empresa; deberás aquí decir cosas como “soy joven y tengo mucha energía para forjar mi carrera profesional dentro de la empresa; y cualquier otra diferencia que te separe del resto de los postulantes y que signifiquen ventajas para la empresa. Trata de no sonar muy arrogante o te dirán que fundes tu propia empresa.

Si la vacante de empleo aún no está definida en cuanto a sus funciones y responsabilidades, es probable que te pregunten ¿Cuál es el trabajo ideal para usted?; así que debes tener un panorama de todas las vacantes para no apuntar a un cargo que no esté libre y resultar sobre calificado; el entevistador necesita saber si tus capacidades y experiencia son acordes a los puestos que están disponibles.

Si el cargo a que aspiras es un cargo importante pueden preguntarte ¿Cuál ha sido la decisión más difícil en su trayectoria profesional? Así que recuerda la decidión más difícil que ha dado resultados exitosos y explica al selector cómo fué que la tomaste y aplicaste no sin antes evaluar los aspectos positivos y negativos de la toma de decisiones.

En cuanto a tus metas, que hemos dejado pendiente en la primer pregunta, ahora viene el cuestionamiento específico, donde indagan sobre tus metas: ¿Dónde se ve de aquí a 5 años?

Recuerda que la respuesta debe tratarse de trabajo y acorde al puesto que te postulas, no arriesgues a que en cinco años quieres ser gerente general porque estarás atentando contra el jefe de quien te está seleccionando. Que tus metas sean realistas y posibles en lo inmediato serán la mejor respuesta que puedas dar en tu entrevista de trabajo.

Además ten en cuenta los errores más insólitos que se cometen en una entrevista laboral, no vaya a ser cosa que tú hagas uno.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...