Cómo afrontar obsesiones compulsivas

Miles de personas en todo el mundo experimentan a diario distintas obsesiones compulsivas. Lavarse las manos constantemente, limpiar el baño a cada rato, controlar una y otra vez que la puerta este cerrada o que el teléfono tenga tono, chequear que los cajones y armarios estén cerrados … Estas obsesiones producen una situación complicada y delicada en la persona que la padece, la cual suele escuchar que “hace lo que hace para llamar la atención”, que “es exagerada” y demás. Sin embargo, las personas con obsesiones compulsivas necesitan comprensión y ayuda. Por ello, veamos cómo afrontar estas obsesiones.

Lavarse las manos constantemente, una obsesión de muchas personas

Miles de personas en todo el mundo experimentan a diario distintas obsesiones compulsivas. Lavarse las manos constantemente, limpiar el baño a cada rato, controlar una y otra vez que la puerta este cerrada o que el teléfono tenga tono, chequear que los cajones y armarios estén cerrados, tocar un objeto varias veces, como también vivir angustiado por el temor de que algo malo le va a suceder a un ser querido.

Las personas que presentan alguna de estas u otras obsesiones compulsivas sufren el llamado Trastorno Obsesivo Compulsivo o Desorden obsesivo compulsivo, más conocido por sus siglas TOC. Estas personas son presas de las obsesiones y por mucho esfuerzo que pongan, los pensamientos o imágenes molestos y angustiantes predominan, ya que se suele dar la Paradoja de la Evitación del Pensamiento. Esto es que no pueden dejar de pensar en aquello que alimenta su obsesión, por más que no exista y que el resto de las personas le diga que no piense en ello, la persona obsesiva lo hace.

Generalmente, las obsesiones compulsivas producen una situación complicada y delicada en la persona que la padece. Ésta en repetidas ocasiones debe escuchar que “hace lo que hace para llamar la atención”, que “es exagerada” y demás. Sin embargo, las personas con obsesiones compulsivas necesitan comprensión y ayuda. Por ello, veamos cómo afrontar estas obsesiones.

Controlar que la puerta este cerrada es otra de las obsesiones de muchas personas

Para hacerle frente a las obsesiones, existen distintos tratamientos. Algunos incluyen fármacos psiquiátricos y otras se relacionan con terapias, las cuales se desarrollan en función de que las personas obsesivas puedan llevar una vida normal. Más bien, casi normal, ya que los síntomas de ansiedad bajan pero no se van.

Centrándonos en la terapia cognitiva conductal, la persona con obsesiones compulsivas es expuesta, gradualmente, a algunas situaciones que causan o desencadenan las obsesiones y la ansiedad. Frente a esto, se trata de que la persona no realice los ‘rituales’ típicos que hace para saciar su ansiedad ante la situación desencadenadora. De este modo, con esta terapia se intenta provocar cambios de patrones de pensamiento por conducta alterada.

Se estima que entre el 50 y 80% de las personas que se someten a este tipo de terapia, luego de realizar el tratamiento, comprueban que sus obsesiones se han ido. Realmente es una excelente manera de afrontar las obsesiones compulsivas.

Por otra parte, el trato de la familia y amigos ayudará en gran medida a las personas que presentan TOC. El núcleo íntimo y cercano de las personas obsesivas debe saber que su apoyo, comprensión y ayuda es vital para que la persona pueda superar y afrontar las obsesiones, y que los retos y burlas no hacen más que empeorar la situación.

Fuente: De psicología

Foto 1: Manos por sergis blog en Flickr

Foto 2: Llaves por NeoGaboX en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...