Combatir problemas de sueño en los niños

Muchos son los niños que tienen problemas de sueño. No pueden dormir a la noche, les cuesta conciliar el sueño, tienen pesadillas, roncan y, al no poder disfrutar de un tranquilo y reconfortante sueño nocturno, los pequeños se duermen durante el día e incluso en las aulas de estudio. Veamos algunos consejos y tips para combatir los problemas de sueño en los pequeños.

Combatir problemas de sueño en los niños

Muchos son los niños que tienen problemas de sueño. No pueden dormir a la noche, les cuesta conciliar el sueño, tienen pesadillas, roncan y, al no poder disfrutar de un tranquilo y reconfortante sueño nocturno, los pequeños se duermen durante el día e incluso en las aulas de estudio.

En una reciente publicación en donde nos hicimos eco de un estudio del doctor Gonzalo Pin, miembro de la Unidad del Sueño del Hospital Quirón de Valencia, os contábamos que entre el 70% y el 90% de los niños sufre algún problema relacionado con el sueño y que más de la mitad de los adolescentes de entre 12 y 15 años reconoce tener pesadillas más de una vez por semana.

En el caso puntual de los niños, además del problema del sueño en sí mismo, encontramos que un grupo de ellos sigue durmiendo con sus padres y que son pocas las veces que pueden dormir en sus propias camas. Ahora bien, ¿Por qué existe esta realidad? ¿Por qué los niños tienen problemas con el sueño? ¿Cómo se puede combatir a estos problemas?

Antes de pasar a clarificar las preguntas, señalamos que los problemas de sueño son problemas que afectan a muchísimas personas, independientemente las edades. Afecta a niños, adolescentes, adultos y ancianos, pero aquí, en este post, sólo nos abocaremos al primer caso, es decir, a los problemas de sueño en los niños, sin perjuicio de que todas las personas pueden aplicar los consejos que daremos.

Aclarado esto pasamos a los primeros interrogantes: ¿Por qué existe esta realidad? ¿Por qué los niños tienen problemas con el sueño? Aquí debemos mencionar y culpar a los malos hábitos que tienen los pequeños, los cuales no son corregidos por los padres. Los niños no suelen acostarse a una misma hora, y no se preparan para ir a dormir. Además, por la noche comen comidas pesadas o dulces, las cuales también interfieren en la conciliación del sueño.

En contrapartida, para combatir a los problemas de sueño en los niños, tenemos que lograr que los pequeños tengan buenos hábitos por la noche, ya que estos serán de máxima ayuda para un buen dormir. Veamos a continuación algunas recomendaciones para este punto.

Recomendaciones para padres

Algunos de los consejos son:

  • Tranquilizar al niño y darle seguridad, en el caso de que el niño padezca pesadillas. Hay que enseñarle a vencer los miedos y temores.
  • Evitar la excitación excesiva antes de acostarse. Los niños deben tener un periodo de relajación, con lo cual se deben evitar las actividades físicas violentas y los programas o películas de terror, ya que suelen estimular la imaginación de los pequeños.
  • No dejar que el niño duerma con los padres. Hay que hablar con los pequeños y darles seguridad y confianza para que duerman en sus cuartos.
  • Regular el horario de sueño. Esto se refiere a que el niño tenga un horario regular de sueño para que descanse lo suficiente.
  • Armar una linda y relajante rutina antes de dormir, dado que muchos de los problemas de sueño surgen por los malos hábitos y la falta de una rutina que permita regular el sueño de forma gradual.

Consejos para ir a dormir

Para armar la relajante rutina antes de ir a dormir pueden considerar los siguientes tips:

  • Entre 15 y 20 minutos antes de ir a dormir avisarle al niño que se aproxima la hora de dormir. De esta forma, lo vamos preparando.
  • Realizar juegos tranquilos o ver dibujos sin acción.
  • Hacer que el niño se bañe y se ponga el pijama.
  • Acostar al pequeño y cantarle una canción de cuna o contarle un lindo cuento infantil.
  • Despedir con un beso al niño y deseándole buenas noches.

Como pueden apreciar, el objetivo de estas acciones es que los niños estén tranquilos y relajados cuando se van a acostar.

Fuente: Cosasdelainfancia

Foto: Boy sleep por Sean dreilinger en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...