Colaborando en casa durante las vacaciones

Llega el verano y los más pequeños de la casa sueltan las mochilas y acampan delante del televisor con los pies sobre la mesa durante dos meses enteros, si se les dejara. Para evitar caos y desorden, sobre todo cuando los padres siguen trabajando en la estación veraniega, es conveniente asignarles una serie de tareas domésticas que aumenten su capacidad de colaborar y les hagan más responsables y activos. Estos quehaceres pueden elegirse en función de sus habilidades, preferencias y edad, al tiempo que pueden alternarse por turnos con el resto de familiares.

Con la llegada de las vacaciones y el cierre de las aulas, los niños disponen de unas horas vacías que lamentablemente a veces ocupan en ver la televisión de forma compulsiva, o en jugar obsesivamente en el ordenador. Horas y horas pegados a las pantallas con el pretexto de que ya no hay clase ni deberes que hacer. En medio de esta libertad mal interpretada, los padres atados de pies y manos asisten perplejos al ocio pasivo que inunda las mañanas y tardes de su hijos, al cual no saben cómo poner freno, pues para los adultos la jornada laboral continúa una gran parte del verano.

No son pocos los padres que viendo impotentes este caos en su propio hogar deciden apuntar a los pequeños de la casa a un campamento de verano o a academias que les hagan refrescar los conocimientos adquiridos durante el curso (en el mejor de los casos) y/o a aprobar lo que quedó pendiente en septiembre, poniéndonos en lo peor.

Pues bien, hay otra manera de que se mantengan activos y responsables durante los meses de verano, que ni es mejor ni peor que los deportes o excursiones, puesto que ha de servir de complemento a la hora de hacer de los niños personas cooperativas una vez que aparcan las mochilas en los armarios hasta el otoño. Hablamos de pedirles colaboración en las tareas domésticas, especialmente cuando en esta estación veraniega no tienen otras obligaciones que les requieran un esfuerzo por su parte.



No estamos diciendo que no jueguen, o que dejen de visitar la piscina o correr por el parque, simplemente señalamos que proponerles encargos o pequeñas tareas del hogar puede ser un medio beneficioso de educarles en la cooperación, la convivencia y la responsabilidad. El hecho de asignarles una tarea y reforzarles con el título de “en estos meses serás el encargado de…” puede ser un modo eficaz de incentivarles y de recalcarles lo importante que es la función que van a desempeñar en ese periodo para el bienestar de toda la familia. Si además hay varios hermanos, el sentimiento de grupo y de interdependencia puede aumentar la motivación por la acción.

Para el reparto de las tareas es conveniente tener en cuenta los gustos y habilidades que tiene cada uno, de forma que cada labor le permita desarrollarse y dar lo mejor de sí mismo. Siempre podemos buscar similitudes entre algunas de estas actividades domésticas y sus habilidades intelectuales o motrices preferidas. Si le gustan las manualidades y lo artístico, quizá prefiera cuidar el jardín y las plantas antes que ordenar libros.

Hay que dejar claro que en esas semanas, ese mes o más, los adultos tienen que seguir trabajando, y todos los que allí conviven han de comprometerse con la organización del trabajo en casa, sobre todo ahora que los escolares disponen de más tiempo, insistiendo en que tendrán su espacio para jugar y divertirse. Por eso, no es recomendable enfocar esta colaboración como un trueque del tipo “si recoges la cocina, podrás quedarte hasta más tarde en la piscina”, sino como un juego de equipo “cada cosa que hagas, nos beneficiará a todos. Aquello que olvides, nos acabará perjudicando a los demás”. Estas directrices pueden marcarse con sentido del humor, dibujos en cartulinas colgados en la nevera, notas en los espejos, o canciones, según el estilo educativo que predomine en cada hogar. Cualquier método sirve, y cuánto más creativo sea mejor, eso sí prescindamos de los sermones largos y del tono monótono en los que el adulto recuerda una y otra vez las tareas que han quedado pendientes de realizar.

¿Cuáles pueden ser estos quehaceres veraniegos para encomendar a los hijos?.
Lo cierto es que estas tareas también tienen sus limitaciones, pues no pueden ser actividades que requieran la atención continuada del adulto, por lo que habrá que adecuarlas a la edad y grado de autonomía del niño, y escoger aquellas que, en la medida de lo posible, puedan realizar por sí mismos aunque impliquen cierta supervisión. Además, hay que asegurarse de que sean periódicas para que regularmente demanden atención y el niño no crea que es algo puntual. Lo ideal es que pudiesen mantenerse en algún grado con la llegada del otoño, a pesar de que se modificaran en algún aspecto.
Para aquellos padres que se encuentren un poco despistados, a continuación os proponemos algunas tareas organizadas según la periodicidad o participación que demandan:

  • Individualmente y todos los días pueden asignarse cometidos tales como: hacer su cama, ordenar la habitación y el baño (dejar cada cosa donde la encontró), avisar de los desperfectos de su ropa y pedir ayuda para arreglarlos (coser el botón, visitar al zapatero), apagar las luces que no se usan, guardar el vídeo, libro o película que utilizó en los lugares compartidos.
  • Hay otras que pueden intercambiarse o turnarse con los hermanos cada siete o quince días: ayudar a confeccionar el menú de comidas, poner y recoger la mesa, aliñar las ensaladas, ayudar con la limpieza (tirar la basura, pasar el paño del polvo, pasar la aspiradora, etc.), contestar al teléfono, regar las plantas, ordenar las sillas, recoger el cesto de la ropa sucia, regar el jardín, cuidar y alimentar al perro, gato o canario, recoger el correo, bajar y subir persianas, etc.
  • Tareas que se hacen cada más tiempo: juntar periódicos o botellas viejas para desechar, revisar lo que falta en la despensa o en la nevera, hacer el menú semanal, distribuir la ropa del planchado sobre cada cama, etc.Foto: suso54
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...