Claves para romper el hielo en los primeros días de universidad

Los primeros días de universidad son una oportunidad perfecta para conocer gente nueva, hacer amistades y encontrar un grupo de estudio para futuros trabajos. Sin embargo, hay personas cuya timidez les impide ver estos días de forma positiva. Si es tu caso, apúntate estas claves para romper el hielo durante los primeros días de clase.

Adolescente nerviosa

Estudiar en una ciudad distinta, no conocer a nadie en clase o dejar atrás a los amigos que nos han acompañado desde parvulario convierte a los primeros días de universidad son un momento de estrés para muchos jóvenes. Algunos parecen encantados de poder conocer a gente nueva, pero otros no dicen palabra hasta días después de las primeras clases. Si eres de este segundo grupo, aquí van unas claves para romper el hielo en los primeros días de universidad.

  • Sonríe, una cara alegre atrae más: Nadie se acercará a hablar con ese alumno tan serio, que parece que en vez de responderte vaya a ladrarte. En cambio, las personas que sonríen son más atractivas a ojos de los demás, ya que genera una ‘conexión’ emocional con las otras personas e invitan a acercarse a conversar. Asimismo, mantenerse sonriente reporta efectos beneficiosos para uno mismo generando confianza y seguridad, fundamentales para sentirse seguro y pode romper el hielo por uno mismo.
  • Habla con desconocidos: El miedo al rechazo es producto de la inseguridad en uno mismo, por lo que se debe vencer la reticencia a hablar con desconocidos desde el primer día de clases. No hace falta iniciar una conversación, sino lanzarse a hablar con uno o dos desconocidos preguntándoles qué asignatura es la siguiente, dónde está el aula o dónde han consultado esta información. Hacer esto todos los días permite ganar confianza en uno mismo y dar paso a conversar con compañeros, pudiendo hacer amigos desde la primera semana.
  • Habla en público siempre que puedas: Quizás este es uno de los mitos sobre la universidad con más base: si no hablas, no te harás notar. Lanzarse a hablar en un grupo es un paso importante para romper el hielo en los primeros días de clase, sobre todo, cuando no se conoce a nadie y ya se han empezado a formar los primeros corrillos de nuevos estudiantes. No hace falta que salgas de tu zona de confort, busca a un grupo que te llame la atención y te de cierta seguridad; el siguiente paso es escuchar y tratar de intervenir en la conversación.
  • El transporte público puede ser tu aliado: Termina la última clase del día y todos tienen que volver a casa. Uno de los temas recurrentes durante los primeros días de clases es el transporte público, ya que son muchos los alumnos que usan autobús o tren para llegar a la universidad. Tener a compañeros de clase o de curso que hagan la misma ruta que tu y en horarios coincidentes puede ser una excusa para entablar una conversación o formar un grupo.
  • No rechaces los planes ‘de facto’: Los primeros días de clase sirven para conocer al resto de compañeros de clase y no es extraño que los más sociables del curso lancen invitaciones para ir a tomar algo. Ésta puede ser una buena oportunidad de entablar una conversación con otros compañeros y contribuye a que se creen grupos más pequeños, no desperdicies esta oportunidad y conoce a gente nueva.

Imagen: pabak sarkar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...