Cabezudos de papel maché

En este post os enseñamos a hacer una hermosa, fea, graciosa o ridícula cabeza para ponernos sobre la nuestra. Se llaman cabezudos y son como una gran máscara que cubre toda la cabeza. Es una linda manualidad para que niños, adolescentes y adultos se diviertan y dejen volar la imaginación. Incluso puede ser muy útil si van a un carnaval o a una fiesta de disfraces.

Cabezudos de papel maché

En esta ocasión retomaremos las manualidades y haremos una hermosa, fea, graciosa o ridícula cabeza para ponernos sobre la nuestra. Dicho de otro modo, lo que popularmente conocemos como cabezudos: una gran máscara que cubre toda la cabeza.

Esta manualidad es ideal para realizarla con los pequeños de la casa o durante la educación inicial, ya que es muy atractiva y llamativa para estas edades. Aunque eso no quita que los más grandecitos, adolescentes e incluso los adultos puedan hacerla para divertirse con amigos o en familia. Es más, se me ocurre que es una linda opción para alguien que vaya a un carnaval, tenga una fiesta de disfraces o quiera hacer un divertido regalo.

Además, y a parte de pasar un lindo momento mientras se hace la cabeza de papel maché, esta manualidad favorece el desarrollo de la coordinación motriz, la imaginación y la creatividad. A continuación, veamos cómo se hacen los cabezudos.

Materiales para realizar los cabezudos

  • Un globo grande, mejor los de mayor diámetro.
  • Periódicos y revistas.
  • Cola para pegar.
  • Pintura de distintos colores.
  • Distintos materiales para decorar una cabeza. Por ejemplo, lana para hacer pelo, palillos para hacer antenas por si el cabezudo es un marciano, un sombrero, etc.

Pasos para hacer los cabezudos

Lo primero será inflar el globo. Luego hay que recortar muchas tiras de papel de periódico, encolarlas y pegarlas en el globo en varias capas sucesivas. Hay que tener en cuenta que mientras más capas haya de tiras de papel, más sólido y fuerte será el cabezudo. Una vez que ya haya varias capas, hay que dejar secar al globo por uno o dos días.

Pasado este tiempo, se pincha el globo y se saca. Si no se puede sacar en ese mismo momento, no se preocupen porque luego hay que recortar un círculo en la base del globo. Este círculo que se recorte dejará el hueco por el que pasará nuestra cabeza, así que háganlo de un tamaño acorde para ello. Si no habían podido antes, aquí ya podrán sacar el globo sin problema alguno.

Así queda el cabezudo cuando le hacemos el circulo para pasar nuestra cabeza

Recortado el círculo, hay que ponerse el cabezudo para saber a qué distancia están los ojos y la boca y recortar la abertura de los mismos. Si desean, pueden no recortar la boca y sólo hacer unos pequeños agujeritos para respirar y dibujar la boca que quieran en el cabezudo. También, en el caso de los ojos y una vez que hayan recortado las aberturas para poder ver, pueden dibujar unos distintos sobre el cabezudo.

Por último, a dejar volar la imaginación y dibujar, pintar y decorar al cabezudo como más les apetezca. Podemos ponerle una nariz grande, de cerdito o de payaso, dibujarle ojos de búho o unos como los de Catwoman, ponerle una boca de payaso, lunares, pecas, piercings, etc. Una vez terminado, recuerden dejarlo secar y luego sí, a disfrutar y a divertirse con él.

Una aclaración. Estos cabezudos son bien simples para que los pueda hacer todo el mundo. Si alguno desea hacer cabezudos más profesionales, nos avisa y le diremos cómo hacerlo.

Fuente: Conmishijos

Foto 1 y 2: Cabezudo por otxolua (Josu Garro) en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...