Cómo ser autodidactas

¿Qué significa ser autodidacta? Básicamente es una manera de aprender en la que el estudiante actúa de forma autónoma. Sin profesor, sin programa de estudios y sin horarios. Los recursos y herramientas para el aprendizaje son elegidos por la propia persona, que debe buscarse las castañas por ella misma. Actualmente existe una modalidad de disciplina llamada e-learning que se acerca al ideal autodidacta y que se utiliza en cursos online y universidades a distancia, lo que nos da a entender que esta manera de aprender es una opción válida que, además, cada vez está más de moda. En este artículo te queremos dar unos cuantos consejos para que tu búsqueda autodidacta de conocimiento sea lo más fluida posible, al tiempo que te enumeramos algunas de las ventajas de la misma.

Estudiando desde casa tienes muchas ventajas.

En primer lugar hay que realiza todo un trabajo de aprendizaje de fuentes. Y es que no solo es necesario aprender a buscar en Internet, sino que debemos hacer una lista de todos los materiales que nos puedan ser de utilidad. Por ejemplo, para sacarse la carrera de Ciencias Políticas siempre será bueno tener un directorio de las mejores y más reputadas páginas de Internet: desde periódicos hasta webs temáticas pasando por blogs, así como bases de datos que puedan sernos de interés. En la red existe mucha información, pero para no perder tiempo hay que saber filtrarla. Por otro lado, no podemos dejar de lado los manuales o los libros, así como revistas, documentales… incluso la ficción, tanto cinematográfica como literaria, puede ser una ayuda en un momento dado. No renuncies a ningún soporte, pero selecciona aquellos contenidos que consideres útiles y de calidad.

Siendo autodidacta es posible que en ocasiones te surjan dudas, por lo que sería importante discutir las mismas con compañeros o tutores que sepan de la materia en cuestión. La ventaja de aprender por uno mismo es que desarrollas la capacidad crítica, siendo una desventaja el no poder contar con una persona que te guíe en los momentos de dificultad. Sin embargo, siempre puedes tener a alguien de referencia que te preste apoyo de vez en cuando. Y ya que te hemos mencionado una ventaja, no queremos acabar este artículo sin hablarte de los puntos positivos de estudiar de manera autodidacta. Aprender a tu ritmo y sin presiones es una manera de ganar tiempo o de no perderte una lección. Tú mismo estableces los horarios que te permitan ser más productivo y aceleras/dilatas el tiempo de estudio cuando lo requiera. Además, puedes estudiar desde casa cómodamente, o bien ser visitante asiduo de bibliotecas o salas de estudio.

Por otro lado, solo tienes que aprender lo que necesites, obviando esas partes que no son necesarias y que te hacen perder tiempo. Ser autodidacta es más barato, te otorga una gran capacidad crítica al conocer todos los puntos de vista (y no solo los que el profesor de turno transmite) y además se gana en autodisciplina. No olvidemos este último punto, pues es el más importante: sin disciplina no hay modo de ser autodidacta. Si se consigue, las recompensas son muchas.

Foto por Tulane Public Relations en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...