Adornos para el lápiz

En esta oportunidad os traemos una simple y linda manualidad para que compartan con los niños, pero que también os puede servir para hacer ‘souvenirs de cumpleaños’ o recordatorios para los más pequeños. Se trata de adornos para el lápiz o para la lapicera. Son esos decorativos detalles que se ponen en la punta del lápiz y que pueden tomar diversas formas.

Un lindo ejemplo de adornos para el lapiz

En esta oportunidad os traemos una simple y linda manualidad para que compartan con los niños, pero que también os puede servir para hacer suvenires de cumpleaños o recordatorios para los más pequeños.

Y amén de estos fines, la manualidad aporta beneficios a los más pequeños, ya que permite desarrollar y mantener la coordinación, y también la creatividad. Por ello, ya sea como una actividad para compartir o para hacer algún “recuerdo”, esta manualidad es ideal para realizarla junto a los niños.

La manualidad se centra en adornos para el lápiz o para la lapicera. Son esos decorativos detalles que se ponen en la punta del lápiz y que pueden tomar diversas formas. Nosotros haremos los adornos para el lápiz con la cara de un oso pero vosotros podréis hacer la cara de otros animales, o hacer una estrella, un sol, un gnomo o cualquier cosa que deseéis.

Materiales para los adornos del lápiz

  • Lápices de colores o negros
  • Un palillo o una brocheta de madera
  • Plastilina para horno o pasta de sal (los colores dependerán de lo que deseen hacer)
  • Pegamento

Pasos para los adornos del lápiz

Para comenzar se debe amasar una bola pequeña de plastilina blanca para poder realizar la cabeza. Una vez que esté bien blandita hay que formar una bola y pinchar el lápiz en la misma.

Luego hay que hacer los ojos y la nariz de color negro. Para esto se hacen pequeñas bolitas a las que luego hay que hacerles, con el palillo, un pequeño agujerito en el centro. La boca puede ser de color roja y la forma puede simular una sonrisa, si es así hacen una pequeña tira que luego la colocan de manera que quede como si estuviese sonriendo. Las orejas deben ser del mismo color que la cabeza.

Hechas todas las partes de la cara, hay que incorporarlas a la cabeza.

También pueden hacerle un sombrero al oso o una linda cabellera. Para el sombrero deben hacer un triangulo con plastilina de color y colocarlo alrededor de la cabeza formando el respectivo gorro. Si prefieren hacerle pelos deben hacer varias tiritas con plastilina del color que mas os guste y pegarlas en la cabeza.

Por último, una vez que ya este toda la cara formada, hay que retirar con mucho cuidado el lápiz y colocar las cabezas en el horno durante el tiempo indicado por el fabricante de la plastilina. Luego se deja enfriar y se encaja nuevamente las cabezas en los lápices.

Fuente: Conmishijos

Foto: Pencil kids por @jozjozjoz en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...