Actividades para que los niños sean más sociables

Afirmando que la sociabilidad es un aspecto muy importante que contribuye a la formación de personas más seguras y cooperativas, nos centraremos en tres actividades que fomentan la sociabilidad de los niños. Estas actividades son para que las familias realicen en sus casas y, de esta forma, cooperen con la sociabilización que imparten en los centros educativos.

Actividades para que los niños sean más sociables

Afirmando que la sociabilidad es un aspecto muy importante que contribuye a la formación de personas más seguras y cooperativas, nos centraremos en tres actividades que fomentan la sociabilidad de los niños.

Estas  simples actividades motivarán la interacción de los pequeños y ayudarán a que estos sean más desenvueltos y extrovertidos. El objetivo principal es que venzan a la inseguridad, ya que por ésta muchas veces se desarrollan otras actitudes que interfieren en la formación de una adecuada personalidad.

La primera actividad se relaciona con los juegos de mesa. Jugar a distintos juegos de mesa con los niños contribuye a que éstos aprendan destrezas sociales positivas. Se puede jugar con algún familiar o con amiguitos, pero siempre fomentando las destrezas sociales. En este caso particular hay que inculcar a que los niños “jueguen limpio”, no hagan trampas, sean buenos ganadores o perdedores, sepan afrontar las derrotas, esperen los turnos para jugar y cumplan con las instrucciones del respectivo juego.

Así mismo, dependiendo el tipo de juego de mesa del que se trate, además de fomentar las destrezas sociales, se pueden reforzar otros importantes temas como, por ejemplo, números y operaciones matemáticas, estrategias, pensamiento lógico y muchas habilidades más.

La segunda actividad se trata de comentar lo que se ve en la televisión. Ver un programa de televisión junto a los pequeños y entablar conversaciones sobre distintas situaciones que tuvieron lugar en el mismo es una buena forma de alimentar las destrezas sociales. Los padres pueden preguntarles lo que piensan sobre determinados hechos y también opinar sobre los mismos para que, de este modo, los niños puedan conocer cómo piensan ustedes sobre esas situaciones. Acompañando esto, le pueden hacer preguntas como: ¿Es correcto lo que hicieron? ¿Qué podrían haber hecho? Si estuviesen en su lugar, ¿qué harían?

La tercera y última actividad que mencionaremos en esta oportunidad es practicar los buenos modales. Los padres deben inculcar buenos modales a los niños: pedir por favor, dar las gracias, dirigirse al resto con respeto, etc. Una buena ocasión para practicar los modales son las comidas. Durante estas hay que fomentar las buenas formas y entablar conversaciones con los pequeños para que estos sean comunicativos e incorporen destrezas sociales positivas.

Os animamos a implementar con constancia estas actividades en las casas y alimentar la sociabilización de los pequeños. De esta forma, combinando en las casas la sociabilización que enseñan en los colegios, los niños tendrán una buena interacción con sus pares y con el resto de las personas.

Fuente: PBS

Foto: Juegos de mesa por BodegaContiempo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...