3 pasos a seguir si estás pensando en ser funcionario

SI quieres ser un funcionario y representar a tu país, es necesario que sepas algunos detalles importante

Estos son los pasos que necesitas saber si quieres ser funcionario

En muchos países, el trabajo de funcionario es uno de los oficios que goza de gran demanda por sus extraordinarios beneficios y el mismo es ejercido en entidades públicas. En el caso de España, se contabiliza alrededor de un millón aproximadamente de funcionarios públicos fijos y temporales.

De acuerdo a estadísticas recientes, este empleo es más buscado por los jóvenes españoles con miras a obtener un futuro seguro y estable por sus condiciones laborales como sueldo, bonos y beneficios en materia de salud, pero para ello, se debe conocer lo requerido para alcanzar exitosamente un cargo como funcionario público.

Beneficios de ser funcionario

Cuando una persona logra conseguir una plaza como funcionario, principalmente por la estabilidad del cargo y además garantiza su jubilación; pero igualmente puede beneficiarse en:

  • Recibir fijamente un salario, agregando que dos meses al año se cuenta con un pago extra.
  • Más vacaciones, donde puedes elegir tu mes para disfrutarlas.
  • Contar con tiempos extras para tus comidas, desayuno o almuerzos.
  • Cumplir exactamente con un horario laboral, sin horas extras.
  • Tienen derechos laborales como seguridad social, jubilación, flexibilidad en la vestimenta.
  • Poco control o supervisión laboral, pero igual existen las audiencias.
  • No existe discriminación laboral como si eres hombre o mujer, o posees alguna discapacidad.
  • Inamovilidad laboral para las mujeres en estado de gestación, durante su pre y postparto, así como seguir contando con su remuneración.

Qué debes hacer si quieres ser funcionario

El ser funcionario te otorga estabilidad laboral a largo plazo, pero el obtener este cargo se hace difícil por la gran cantidad de demanda que existe en el sector público y la poca oferta de empleo de este tipo, debido a que quienes poseen estos puestos mayormente se mantienen fijos hasta su jubilación.

Pero ¿qué puedes hacer para obtener el cargo ante una vacante? Debes tener en cuenta los siguientes pasos y competir con éxito en alcanzar el puesto como funcionario:

1) Definir qué tipo de funcionario se adecúa a tus competencias

Existen 4 tipos de funcionarios en el sector público, los cuales son clasificados por escalas:

1) Funcionarios de carreras, quienes son aquellos que poseen un título universitario, de técnico superior, técnico medio o bachiller. Ocupan funciones de mayor responsabilidad por el nivel de conocimientos teóricos – prácticos que poseen.

2) Funcionarios interinos, quienes están facultados para ejercer sustituciones temporales a los funcionarios de carrera. Pueden también cumplir funciones como personal de apoyo.

3) Personal laboral, tienen como modalidad de contratación fija, por tiempo indefinido o temporal.

4) Personal eventual, son empleados convocados para asesoramientos y que no ejercen los funcionarios de carrera.

2) Oposición o concurso

Si tus metas laborales van más allá y quieres ser funcionario de carrera, su acceso se realiza a través de métodos evaluativos que certifiquen las capacidades del postulante para el cargo vacante. Estos métodos son, y más comúnmente usados, la oposición y el concurso.

En el caso de la oposición, ésta se conforma de distintos exámenes y pruebas que valorarán las competencias, capacidades y conocimientos del candidato. Por su parte, con el concurso se alcanza evaluar los méritos que posee el candidato de acuerdo a un baremo que lo ubica en un orden de puntuación.

Para la realización de ambos métodos evaluativos, el organismo público ejecuta convocatorias cuando se requiere cubrir una o varias plazas de empleo. Estas se guían por un calendario provisional para que se cumpla con mejor organización, estimando cantidad de puestos vacantes, perfiles y la entrega de los formularios para las candidaturas.

3) Prepararte para una aprobación como funcionario

Sea oposición o concurso, e inclusive una combinación de los dos, es importante que te prepares previamente para que obtengas resultados positivos cuando te presentes en la convocatoria, la cual suele ser muy concurrida y competitiva, mayormente para plazas en organismos educativos y de seguridad.

Comúnmente, las evaluaciones se dividen en tres etapas: Preselección, en la cual se realizan preguntas de respuestas múltiples; luego presentación de Exámenes Escritos, para hacer estudios de casos; y, finalmente, un Examen Oral, para constatar algunos conocimientos.

Para cumplir con éxito estas etapas, es importante que estudies y recopiles información relacionada con el puesto; igualmente, puedes contratar a un especialista que conozca las exigencias de las evaluaciones y cómo se pueden superar. También existen institutos académicos dedicados a la preparación del candidato ante oposiciones o concursos para aprobar una plaza como funcionario.

Requisitos generales

Un requisito indispensable es que si resides en España, tu nacionalidad por supuesto debe ser española; sin embargo, también pueden participar quienes pertenezcan a estados miembros de la Unión Europea o que tengan tratados internacionales con la UE para la libre circulación de trabajadores.

Asimismo, se debe tener cumplidos los 18 años de edad, al menos que la convocatoria tenga establecido una edad mínima para participar en la misma. En algunos casos las edades establecidas son entre 16 y 65 años de edad. Otro importante requisito es poseer titulación de acuerdo a la exigida en cada una de las convocatorias de selección, así como tener un estado de salud estable.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...