10 trucos para eliminar distracciones a la hora de estudiar

El mundo parece confabularse en contra de uno mismo cuando se quiere estudiar, hacer los deberes o completar un trabajo; cuando lo habitual es que nosotros mismos creemos y fomentemos estas distracciones. Para centrarnos en el estudio, existen 10 trucos para evitar las distracciones y potenciar la organización.

Estudiante con apuntes

La vida como estudiantes dura cada vez más años, abarcando una formación académica que puede ir desde los tres años hasta bien entrada la veintena. Por ello, aprender a ser más eficientes durante las horas de estudio nos ayudará a sacar mejores notas y a emplear el tiempo de una forma óptima, teniendo así más ratos de diversión. Por una parte, es necesario ser organizado con el estudio y, por el otro, aprender a eliminar distracciones a la hora de estudiar.
Si eres una persona que se distrae con facilidad a la hora de ponerse a hacer los deberes, trabajo o estudiar; aplícate estos 10 trucos para evitar distracciones:

  1. No estudies estando cansado: El estado anímico o de cansancio afectan al rendimiento y a la concentración a la hora de estudiar o hacer las tareas académicas. Si estás cansado, ocupado o estresado emocionalmente, no vas a lograr mucho aunque dediques toda la tarde a ello. Trata de descansar un poco o de hacer algo que te evada de tus preocupaciones antes de dedicarte a hacer las tareas. Si te estás preparando para una prueba, puedes programar la sesión de estudio más tarde ya que estar cansado comporta dificultades de aprendizaje.
  2. Lleva todas las tareas al día: Los deberes que te ponen un día, aunque sean para la próxima semana, debes hacerlos con tiempo. Si no destacas por tu organización, es recomendable que cada día hagas todas las tareas asignadas; ya que es inevitable que se termine acumulando el trabajo y éste siempre termina solapándose con un examen importante. De este modo, cuanto menos tiempo tengas que pensar en los deberes de cada día, más tiempo podrás dedicar al estudio.
  3. Crea una línea de tiempo para estudiar: Un truco para evitar las distracciones en el estudio consiste en crear una graficar con tus resultados académicos. Podrás tener una visión más clara de qué y cuanto tiempo dedicarle a esa asignatura, te mantendrás organizado y enfocado en tu tarea. Esta línea del tiempo puede completarse con ‘plannings’ o calendarios donde visualizar todas las fechas de entrega y los trabajos, ejercicios y exámenes pendientes.
  4. Estudia con compañeros: Para centrarte en tus estudios puedes pedirle a un compañero de clase que estudie o haga los deberes contigo. Es recomendable no pasar estos tiempos de estudio con un amigo muy cercano o alguien con quien tengas facilidades para estudiar, ya que el motivo de esta cita es enfocarse y motivarse a estudiar, no socializar. Otra opción que tienes es acudir a la biblioteca más cercana, donde reina un ambiente de estudio y podrás encontrarte con compañeros de clase.
  5. Elige un sitio de estudio sin distracciones: La eficiencia en el estudio también depende de disponer de un lugar apropiado para hacer las tareas académicas. Tratar de estudiar en la piscina, durante un viaje o en el comedor, con la televisión encendida y la familia hablando va a ser imposible. Encuentra un espacio tranquilo, así podrás evitar las distracciones típicas y avanzar más en tu estudio.
  6. Nada de aparatos electrónicos: Ya has encontrado tu zona de estudio, donde no te asaltan distracciones… salvo las que tú lleves. Para tener una concentración total en el estudio es necesario apagar el móvil, el ordenador o el televisor; en el caso que vayas a una biblioteca, puedes dejar todos estos aparatos electrónicos ya que no los necesitas. Si tu mente tiende a divagar, puedes escuchar música suave, preferiblemente sin letra, pero no te permitas dar atención a cualquier otra cosa que te aparte de tus libros.
  7. Adapta el espacio: Un entorno tranquilo puede verse arruinado por las constantes idas y venidas para coger el material de oficina, los libros, las libretas y demás cosas necesarias para estudiar. Un truco para evitar estas distracciones es tener una caja con todo el material que necesitas habitualmente para estudiar, de modo que puedas llevarlo de un solo viaje antes de empezar tus tareas. Asimismo, prepara el espacio de estudio eligiendo una silla rígida en vez de una suave y cómoda evitará que te relajes demasiado y te de pereza ponerte a estudiar.
  8. No pases hambre ni sed: Olvídate de levantarte cada 10 minutos para contemplar la nevera una y otra vez, beber un par de sorbos de agua o picar cualquier cosa. Has de ser previsor y tener bocadillos fáciles de comer y bebidas en tu zona de estudio para mantenerte sin hambre y sin sed. Quienes tienden a posponer sus deberes encontrarán cualquier excusa para dejar de estudiar, incluida la excusa de tener el estómago lleno para pensar mejor, así que no te permitas hallar un motivo para dejar de hacerlo.
  9. Descansa de forma regular: Un estudio eficiente no es aquel en el que te obligas a permanecer horas y horas concentrado, sino aquel en el que se programan pausas regulares. Lo recomendable es organizar cinco minutos de descanso por cada hora de trabajo; siendo estas pausas para estirar el cuerpo y andar un poco. Asimismo, cada tres horas puedes programar un descanso de media hora para hacer lo que quieras pero con la condición no dejar para otro día las tareas restantes.
  10. Se perseverante: La clave para evitar las distracciones es marcarse una rutina a seguir. Los primeros días es complicado abandonar los malos hábitos y seguro que caerás en algunas distracción, pero la perseverancia y la voluntad te ayudarán a dejar atrás todas las distracciones y concentrarte en tus estudios. Por ello, aplica estos trucos para evitar distracciones y no te rindas aunque en los primeros días te cueste o fracases; la perseverancia será tu mejor aliada.

Imagen: Leo Hidalgo (@yompyz)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...