10 dinámicas para trabajar la autoestima

La autoestima es la capacidad de amarse a sí mismo y aceptarse tal como uno es. Cuando uno se ama a sí mismo, despierta y siente amor hacia los demás. Y cuando las personas se aman resulta más fácil hacer un mundo mejor. No obstante, a algunas personas les puede resultar difícil mantener un buen nivel de autoestima, sobre todo en la adolescencia, ya sea por críticas ajenas o por los reproches que nos hacemos nosotros mismos. Lo recomendable en estos momentos en los que nos sentimos mal es practicar una de estas dinámicas para trabajar la autoestima.

La autoestima depende de nosotros mismos y nuestro entorno

La autoestima depende de nosotros mismos y nuestro entorno

Una buena forma para mantener una autoestima buena es practicar una serie de dinámicas centradas en mejorar la percepción de nosotros mismos y la proyección que damos a las demás personas. Afecta a personas de todas las edades, incluso hay niños con baja autoestima. Poseer una autoestima alta es fundamental para poder desarrollarnos en la sociedad y en el mundo de una forma sana, por ejemplo, una persona con una autoestima baja no querrá aprender y no aceptará los cambios, mientras que tener una buena autoestima contribuye a tomarnos mejor estas situaciones.

  1. Cosas que puedo hacer bien: elabora una lista o repasa una serie de tareas donde esa persona ha de clasificar las aptitudes y capacidades que creen tener para realizarlas. El objetivo de este ejercicio es que se den cuenta que, aunque hay cosas que no saben hacer bien, hay otras tantas que se les dan de maravilla. Todos tenemos puntos fuertes y puntos no tan fuertes.
  2. Como soy yo: haz que elaboren una lista con rasgos de su personalidad tanto positivos como negativos. De esta forma descubrirán que también tienen muchas cosas buenas que ofrecer. Por ejemplo, puede que sean un poco impuntual pero, en cambio, son amigos leales. ¿Y que significan 5 minutos de retraso cuando se puede tener un amigo de verdad?
  3. Antes y ahora: aquí es necesario que tu les ayudes a resaltar los aspectos en los que ha mejorado con el paso del tiempo, sean grandes o pequeñas cosas. Así la persona con la baja autoestima percibirá que, con el tiempo, su situación ha mejorado aún sin proponerlo y que, si va con una actitud más positiva puede mejorar mucho más.
  4. Manos, corazón y cabeza: es la forma de referirnos a las cualidades positivas de las habilidades manuales, los sentimientos y las habilidades intelectuales. En este ejercicio se deben resaltar las cosas buenas de la persona en estas tres áreas básicas. Puedes mostrarles trabajos que hayan hecho para ayudarles a valorarse más a si mismos.
  5. Recuerdos positivos: una buena forma de mejorar la autoestima de una persona que lo necesite es recordar junto a ella algún episodio positivo del que fueron objecto de reconocimiento social, académico o laboral. Valora su esfuerzo, su dedicación y recuérdale que otras tantas personas hicieron lo mismo.
  6. Carta de deseos: la persona con baja autoestima debe escribir una carta pidiendo algunos cambios sobre su propia forma de ser. Es recomendable que se empiece por pequeñas cosas que puedan cambiar, de este modo, al percibir su mejora aumentará su autoestima. En cambio, si empiezan por tratar de cumplir grandes metas y no lo consiguen, puede ser peor.
  7. ¡Sácame los colores!: Este es un ejercicio para hacer con varias personas, quizás los miembros de la familia o junto a algunos amigos. Se trata de hacer una recopilación de los puntos 1 a 5 y centrarlos todos en la misma persona. Una vez finalizado el ejercicio se leerá en voz alta lo que piensan los demás sobre esta persona con baja autoestima y esta persona. Si una persona puede querernos, las otras también podrán.
  8. Me voy a dar un capricho: la persona con una baja autoestima debe elaborar una lista con las cosas que le gusta hacer y describirse a si mismo por qué va a permitirse hacerlas un poco más a menudo. De esta forma, la persona no se privará de aquello que le hace feliz y tendrá una actitud más positiva, será más feliz y tendrá mejor autoestima
  9. Te voy a sorprender: para cambiar la percepción que tienen las demás personas sobre la persona con baja autoestima, esta debe proponerse decirles tres cosas positivas a tres personas distintas. Es un ejercicio que tiene un doble beneficio ya que las personas halagadas se sentirán bien consigo mismas y la persona que lo diga también.
  10. Nada de activos tóxicos: algunas veces la persona tiene una baja autoestima por su entorno, personas que lo desvalorizan y tratan de anularlo para reafirmarse ellos mismos. Esta es una situación común en adolescentes. Por ello es necesario hacer un paso hacia la madurez y entender que si una persona no nos trata bien no merece la pena que nos preocupemos por sus opiniones sobre nosotros. Solo quiere hacernos daño y recurrirá a mentiras para ello.

Como último consejo, una buena forma de empezar el día es poner una canción alegre, que nos transmita energía positiva y mirarnos en el espejo durante un minuto repitiéndonos lo geniales que somos y lo bien que haremos nuestras tareas a lo largo del día. Si quieres saber más, te aconsejamos un libro sobre mejorar la autoestima. ¡Aprende a quererte a ti mismo!

Foto: Julie McLeod en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,50 de 5)
3.5 5 2
Loading ... Loading ...