Trabajar en el extranjero: ¿Si enfermo, qué hago?

Aprende algunas precauciones si trabajas en el extranjero o si deseas aventurarte en una experiencia laboral en el extranjero

Evita enfermarte si trabajas en el extranjero

Cuando se emprende un viaje al extranjero por motivos laborales, lo menos que se tiene en mente es que en algún momento se puede enfermar, lo cual es una posibilidad que está siempre vigente y por ello debe tomarse las precauciones pertinentes, para actuar debidamente en un país diferente, en caso de requerir atención médica.

Esta atención médica requerida como extranjero, puede variar su proceso o trámite según sea el país de destino, siendo muy necesario que antes de viajar al mismo se tenga toda información acerca de las legislaciones, documentación, condiciones sanitarias y de seguridad y vacunas requeridas en dicho país.

Vas a trabajar en el extranjero, toma tus precauciones

Antes de viajar por motivos laborales, toma en cuenta que es mejor prevenir que lamentar y sobre todo cuando se trata de salud. Es por ello que se recomienda colocarse vacunas para enfermedades como fiebre amarilla, así como llevar consigo algunos medicamentos básicos como analgésicos, antihistamínicos y antiinflamatorios.

Igualmente, puedes contratar un seguro de salud que te ofrezca una amplia cobertura de asistencia médica durante el viaje y mientras estés en el país de destino. Estas aseguradoras podrán informarte de hospitales o especialistas médicos que están a la disposición en caso de alguna emergencia sanitaria.

Si viajas a países de Europa

Lo primero que debes disponer si viajas a algún país europeo es la Tarjeta Sanitaria Europa, o la TSE. Es un documento personal que obtienes desde Internet o en Centros de Atención e Información de la Seguridad Social, y la cual te da privilegio de recibir atención médica en cualquiera de los países pertenecientes a la Unión Europea como España, Francia, Portugal, Italia, Estonia, Dinamarca, Noruega, entre otros.

Esta tarjeta es importante porque aligera los procesos que tienen que ver con el ingreso a un centro asistencia y el pago de este, evitando así tener que adelantarlo y asegurar un reembolso de gastos. Sin embargo, no cubre gastos de medicamentos y relacionados con tratamientos médicos, o repatriaciones por alguna enfermedad y accidente.

Si viajas a Estados Unidos

Los servicios de asistencia médica en Estados Unidos son de precios muy elevados, teniendo en cuenta que la mayoría de los centros de salud en ese país son privados. De esta forma, es relevante que antes de emprender un viaje, sea laboral o no, hacia tierras norteamericanas se adquiera un seguro de viaje que pueda cubrir todos los gastos que impliquen la atención médica recibida, tratamientos y medicamentos.

Dichos seguros de viaje son la opción más viable y la primera a tomar en cuenta, porque generalmente las aseguradoras asumen los gastos médicos, tratamientos, medicinas, así como la evaluación médica de emergencia, accidentes leves, o emergencias extremas como desmembramiento accidental o muerte.

Si viajas a países de Latinoamérica

En los países de Latinoamérica, hay centros de salud públicos cuyos servicios médicos son totalmente gratuitos, sin embargo, debido a esta modalidad estos pueden estar saturados o en condiciones poco favorables. También están los hospitales y clínicas privadas con costos medianamente elevados que aceptan seguro de salud internacional.

Lo recomendable antes de viajar a países latinoamericanos es vacunarse contra enfermedades como fiebre amarilla, cólera, malaria, hepatitis A, meningitis o cualquier otra que afecte el bienestar general y cumplir con las obligaciones laborales.

Qué hacer si ya se está enfermo

Primeramente debes mantener la calma, y si la empresa donde laboras cuenta con un médico laboral, solicitar un permiso para asistir a consulta. Así sea un pequeño malestar, debes notificarle a tu superior al respecto y convalidar tu recaída con un médico laboral o privado.

Por otra parte, si tienes un contrato de seguro con la empresa o personal, debes contactar a la aseguradora quién te dará toda la información necesaria de médicos y centros de salud disponibles para hacer uso del seguro de salud. Es importante que guardes todas las facturas de los gastos médicos para así garantizar su reembolso.

Asimismo, también es importante que no te auto mediques, porque los fármacos no son siempre los mismos en todos los países, tanto en su posología como en sus componentes. Asiste a una consulta y toma aquellos medicamentos que fueron recetados por el médico tratante.

Algunos consejos para evitar imprevistos en el extranjero

Es imprescindible tener en cuenta algunos consejos para que tus posibilidades de enfermarte en el extranjero, disminuyan considerablemente y así evitar tener que pasar no sólo un mal momento que pueda afectar hasta tus condiciones laborales, sino también acarrearte grandes gastos. Entre estos están:

  • Someterse a una revisión médica general antes de viajar, para así asegurar que se cuenta con buen estado de salud.
  • Si se está en algún tipo de tratamiento temporal o permanente, tener a la mano el informe médico del mismo, así como los medicamentos y recetas para cubrirlo por un tiempo.
  • Colocarse las vacunas necesarias contra enfermedades de la zona o región destino, siendo entre la más común la de fiebre amarilla.
  • Prestar atención a los alimentos que se consumen y que puedan ser perjudiciales para el organismo, por no estar acostumbrados a ellos o por falta de higiene en su preparación.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...