¿Impide la edad crecer profesionalmente?

Ser joven te da muchas posibilidades pero debes manejar esto adecuadamente si quieres seguir creciendo profesionalmente

Es la edad un impedimento para avanzar profesionalmente

La vida del ser humano tiene varias etapas, pero es la edad la cual llega a ser como un impedimento para que muchas personas puedan crecer profesionalmente, y la razón de esto es por dos aspectos muy específicos: uno es porque tú mismo te pones los obstáculos que dificultan surgir y porque algunas empresas trabajan con patrones incorrectos.

¿Cuántas veces has escuchado por reclutadores “buscamos a alguien joven y con experiencia”? A lo mejor te ha pasado o sabes de alguien que es experto en un área y fue rechazado solo por ser mayor; pero es necesario que tengas claro que la edad es solo un número y no algo que pueda impedir que puedas crecer profesionalmente.

¿Tener 30 es edad decisiva y los 60 años es la edad límite?

Muchas personas piensan que tener 30 años es igual a tener una pareja estable, casarse, tener hijos y esa es la visión que tiene las empresas, por lo que piensan que cuando un candidato ya tiene 30 años está en el límite de crecer profesionalmente

Sin embargo, no todas las personas siguen estos pasos de las sociedades, ya que muchos son los que optan por no casarse y no tener hijos aun, y el que muchas personas a esa edad no tengan cargas familiares es lo que algunas empresas no comprenden, y desde ya sin preguntar los consideran como “mayores”, sin pensar que puedan tener el 100% de energía para trabajar.

Y si esto pasa cuando se tiene 30 años de edad, después de los 40 a 50 años la situación se complica, las ganas de muchos se desvanecen al ver que son rechazados por las empresas por su edad, y cuando llegan a los 60 años llega también el conformismo, al querer dejar todo tal cual está, lo que no es nada positivo porque tú pones tus propias limitaciones u obstáculos, progresar es cuestión de ganas.

Una persona de 60 años puede incluso hasta tener la misma o mayor energía de una persona de 25 años, hasta puede llegar a rendir más en algunos casos, por tener la experiencia y amplio conocimiento, ¿entonces por qué las empresas en vez de rechazar, no investigan si alguien de 60 años si cumple con las expectativas?, porque igual siguen necesitando talento para su beneficio.

Energía y vitalidad en el trabajo para crecer profesionalmente

A pesar de que desde hace muchos años algunas empresas dejan ir talento humano basándose en ciertos estereotipos de trabajadores, al solo aceptar jóvenes por asegurar “la máxima energía”, si eres de los que ya pasa los 40 o 50 años no te dejes llevar por ciertos patrones empresariales.

Y aunque estos patrones han sido establecidos en la mayoría de las empresas, son incorrectos, porque una persona puede tener 30 años y ser un anciano y otros tener 50 años y ser jóvenes, y esto es porque la edad cronológica no tiene nada que ver con las aptitudes, energía, y las ganas se crecer profesionalmente.

Ante esto, queda demostrado que la edad no es un impedimento para tener vitalidad en el trabajo, todo está en la energía y las ganas de progresar que tenga la persona, por lo cual es hora de que las empresas analicen bien las ganas de trabajar que pueda tener los candidatos “mayores” que aspiran para un puesto de trabajo, ya que las ganas de crecer no se le pueden quitar a nadie.

Estereotipos al según plano

Lo ideal sería que las empresas y la sociedad en general sean las que dejen de lado esos estereotipos, para no seguir considerando que alguien mayor no puede estar capacitado por un tipo de trabajo, cuando la edad es solo un número y las ganas de vivir y crecer profesionalmente son aspectos individuales que los puede tener tanto alguien de 20 como de 60 u 80 años.

Así que si eres de los que ya las empresas consideran como “mayores” has caso omiso a eso y continúa creciendo no solo profesionalmente sino también como persona, no te detengas a seguir estudiando o a querer escalar por un mejor puesto como profesional, y no dejes que nada ni nadie te detenga.

Mientras tengas salud, actitud, y vitalidad laboral tengas la edad que tengas no te dejes caer, recuerda la que vida es una sola y si lo que quieres es continuar estudiando, progresar y superarte a ti mismo ¡Hazlo!; y si te llegan a rechazar por alguna empresa, ve a otra hasta que logres lo que desees, siempre habrá alguien que sea capaz de ver lo que en realidad vales como profesional.

Las empresas tarde o temprano se darán cuenta que las personas no deben ser discriminadas por la edad, lo que deben tomar en cuenta es el conocimiento, la energía y en los beneficios que sería su potencial humano para hacer crecer la compañía. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...