En las comunidades del noroeste el empleo se ha marchado para no volver

En las comunidad que habitan en el noroeste han visto como las empresas se han ido y esto ha traído consigo deficit de trabajo

En el noroeste las comunidades se han quedado sin empleo

La crisis económica en España parece haber quedado atrás en algunas ciudades, las cuales en unos cuatro años han podido recuperarse de la pérdida de empleo hasta en un 75%, pero el panorama de recuperación no se ve reflejado en las regiones del noroeste de este país, las cuales aún siguen viviendo los estragos de la crisis al solo recuperarse en un 40%.

Castilla, León, Cantabria, Galicia y Asturias son las regiones que aún se encuentran en la oscuridad de la crisis económica, y no han podido superarse para obtener un crecimiento que mejore su situación. Y que es según estudios y datos publicados por la Seguridad Social estas comunidades están lejos de recuperarse de la crisis por varios motivos; incluso hasta se piensa que puedan entrar en otra crisis sin haber salido de la anterior.

Entre estas comunidades del noroeste, la que se encuentra en peores condiciones es Asturias, ante la grave situación de falta de desarrollo y perdida de competitividad del sector industrial y minero, por lo que Asturias es la región que menor cantidad de empleo genera, y solo se ha recuperado un 26% de la pérdida de empleo durante la crisis económica. Y ante ese ritmo se piensa que pueda tardar unos 10 años más para poder levantarse.

Motivo principal de la tan sorprendente baja en empleo

Una de las principales razones por las que estas regiones del noroeste de España no han podido recuperarse es porque son las comunidades con el mayor número de población envejecida, y esto se debe a la gran emigración de los jóvenes a otras ciudades de España, que se van en busca de mejores oportunidades en lo que respecta a empleo, ya que otras regiones como Baleares y Madrid superan el 100% al contar con mayor número de afiliados.

La fuga de la generación de relevo en las regiones del noroeste sin duda alguna es el principal factor por el que estas no han logrado tener un crecimiento, debido a que la falta de jóvenes que impulsen los sectores productivos ha ocasionado el paro y jubilaciones.

Y el panorama no mejora al haber cada vez menos mujeres fértiles capaces de poder aumentar la natalidad en estas zonas, por lo que se tienen pocas esperanzas que estas cinco regiones incrementen la natalidad en un periodo cercano. Lo cual empeora el futuro de estas comunidades porque cada vez serán menos dinámicas al perder población, y sin posibilidades de traer inmigrantes con las edades para trabajar y poder generar más empleo.

Sin atractivo para el turismo

No cabe duda que el turismo es considerado como uno de los más grandes impulsadores para la economía de cualquier país o región, y para España esta ha sido la razón por la que algunas de las regiones han logrado levantarse de la crisis económica desde el año 2013, y aunque se puede pensar en un primer momento que esto pudiera ser beneficioso para todo el país, no resultó ser así.

Según estudios realizados desde el 2013 si hubo un incremento en la demanda de turismo, pero las visitas de turistas solo se concentraron en el Mediterráneo y en Canarias, lo que dejó al resto de las comunidades de España en una pesada espera para la recuperación y el aumento de empleo.

Sin exportación

Otra de los aspectos que funciona como un motor que impulsa el crecimiento son las exportaciones, y a pesar de la crisis muchas son las empresas de España las que se encontraron funcionando con la exportación de productos a otras naciones, pero la exportación solo se focalizó en las más grandes ciudades de este país, porque tenían no solo el material para poder trabajar, sino también con el personal joven y activo para mantener activa la producción, lo cual afectó a las regiones que quedaron despobladas.

Además que los inversionistas solo se concentran a invertir en la industria manufacturera  en lugares donde ven las posibilidades de poder seguir adelante y con potencial de crecimiento en el ámbito empresarial, y las comunidades del noroeste no fueron tomadas muy en cuenta para la inversión,  tanto que ciudades como Galicia y Asturias quedaron sumergidas al respecto. En Galicia la inversión industrial se encuentra hundida en un 26% y Asturias en un 48% desde el año 2008.

Y esta situación tiene sus consecuencias, las cuales se cree que se hagan notar en poco tiempo, y es que la renta de las viviendas cada vez crece menos y por ende no hay dinero para consumir.

La población de las regiones de Castilla, León, Cantabria, Galicia y Asturias ante la falta de empleo viven es de las pensiones públicas que reciben al habitar en un círculo negativo con una baja de trabajo, envejecimiento y con muy pocas esperanzas de poder tener un desarrollo y crecimiento pronto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...