El SEPE cree que este es el listado de los empleos del futuro

El SEPE cree que estos trabajos serán los que dominen las demandas en el futuro

Estos son los empleos del futuro según el SEPE

Mejorar la empleabilidad implica una mayor y mejor formación. De hechos, numerosos centros de investigación, servicios públicos de empleo e instituciones educativas, han indagado en cuáles son las necesidades formativas y que requieren aprenderse para desarrollarse en cualquier campo, es por ello que el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) ha sugerido prepararse en el área que se sienta afinidad para ocupar los empleos del futuro.

La opinión del SEPE respecto a los empleos del futuro

La publicación titulada “Informe de prospección y detección de necesidades formativas”, el SEPE expuso los estudios y conocimientos que necesitarán dominar los profesionales para poder emplearse a futuro.

De hecho, también hacen referencia al reemplazo generacional que ocurrirá de corto a mediano plazo, e igualmente a las capacidades que exigirán las nuevas profesiones ligadas a ámbito tecnológico, área que se verá modificada por los avances que se produzcan y necesiten de personas talentosas para asumir nuevos roles.               

Los expertos también han determinado que deben abordarse dos frentes: una serie de recomendaciones especificas orientadas a cada grupo o gremio profesar, y, los aspectos fundamentales que deben enseñarse como parte de las ofertas formativas; lo que permitiría una mejor formación, y por ende, un mejor sistema productivo a futuro.

El futuro de los empleos

Lo primero y principal que debes saber, es que los empleos del futuro, no serán necesariamente nuevos, en realidad van a generarse serán por sustitución. Igualmente, deberás tener en cuenta varios factores:

  1. En todos los campos del conocimiento, deberá planearse cómo se dará el relevo de profesionales, de modo que, a medida que muchos sean jubilados, nuevos trabajadores asuman las actividades de poca y alta demanda de empleo. Aunque también será importante que algunos sectores implementen sistemas automatizados, aunque estos deberán complementar los empleos del futuro para evitar un alto índice de parados.
  2. El estudio debe garantizarse en todos los niveles, especialmente la universidad. Las personas tienen necesidades formativas, por tanto se les debe ofrecer formación continua, que no se quede solo en la etapa intermedia y cada vez más personas accedan a la educación superior.
  3. Las personas que deseen emprender su propio negocio o trabajar de forma independiente, es decir, ser autónomos, necesitan de formación específica y orientada en la contabilidad, la gestión de empresas y las finanzas básicas, es decir, conocimientos que no suelen tener los emprendedores y resultan imprescindibles, pues resultan herramientas que ayudarán a crecer en el ámbito laboral. Este tipo de capacitación resulta esencial para lidiar con la competencia y sortear los obstáculos que suelen aparecer cuando se está emprendiendo.
  4. Quienes se mantienen durante mucho tiempo como parados deben ser atendidos, orientados y estudiados para mejorar dicha situación, lo peor es dejar a este sector desamparado. Para ello se debe conocer la causa por la cual le resulta difícil entrar al mercado laboral y fortalecer las habilidades necesarias para aumentar las probabilidades de hallar los empleos de futuro.
  5. Los jóvenes demoran en tomar empleo, por ello se les debe ofrecer planes específicos que evite dicha situación, que los oriente en la búsqueda de empleo teniendo en cuenta sus competencias y sus contratos no sean precarios. La formación para la población joven debe ser lo más concreta y práctica posible, asimismo, las empresas deben ofrecer programas de formación para que sus nuevos empleados cuenten con las habilidades necesarias para desenvolverse mejor.
  6. Deben planificarse las propuestas formativas teniendo en cuenta variables como: los horarios, las fechas de las convocatorias, si ya ha sido ofertado en otras ocasiones, la cantidad de personas que participarán y cuántas horas se dedicará a la formación de los participantes.
  7. Según como se desarrollen los servicios públicos, deben ofertarse programas de formación en aquellos servicios que presenten vacantes que no cualquier persona puede asumir, para las que se necesiten competencias o cualidades especificas para las vacantes. Por tanto, para equilibrar el campo laboral debe formarse a las personas para cubrir efectivamente todo tipo de vacantes, de este modo podrán cubrirse los empleos del futuro.
  8. Quienes asuman las actividades de docencia deben mantener al día sus competencias, de este modo, al contar con certificados de profesionalización estarán capacitados para enseñar en los programas elegidos para todos los ciclos formativos, recuerda que la experiencia debe certificarse.
  9. Aquellas áreas prioritarias, ya sea por falta de competencias o porque existe mucha demanda de profesionales específicos. Ámbitos como la tecnología y la comunicación, suelen necesitar de grandes equipos de profesionales especializados, experimentados o con amplios conocimientos. A futuro, es imprescindible que los profesionales estén preparados y posean muy buena formación académica que les asegure un buen papel al asumir los empleos de futuro.
  10. Saber qué tipo de acreditación se va a emitir también es imprescindible, especialmente en aquellas competencias específicas a enseñar que sean reguladas o que ameriten de una certificación que evidencie las capacidades de un profesional.

Los empleos del futuro basan su éxito en la preparación del presente, ¡no te quedes atrás!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...