Despedir a una embarazada en un ERE sí es legal

España y Europa están pasando por un momento critico con respecto a los estados de embarazo de las mujeres

Despedir a una embarazada en un ERE ahora es legal

La justicia europea se encuentra ante una gran polémica, pues llegó a favorecer el despido de una embarazada, poniendo en tela de juicio el derecho a la igualdad. Según la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en el caso de Bankia y una extrabajadora embarazada, este tipo de despidos en el marco de un ERE es factible de aplicar, pues la mujer habría salido por el cese de sus funciones en un despido colectivo.

¿Por qué la justicia no favoreció a la embarazada?

Los jueces europeos han asegurado que la decisión fue acertada debido a que el despido no fue por estar embarazada, si hubiese sido tal el caso, la sentencia habría sido otra. De hecho, solicitaron la justificación del despido y alegan que la empresa “debe comunicar a la trabajadora embarazada los motivos que justifican el despido y los criterios objetivos seguidos para designar a los trabajadores afectados por el despido”.

Desde el año 2013, Bankia puso en marcha el ERE o un Expediente de Regulación de Empleo, y aunque ya ha generado despidos, ninguno ha sido tan polémico como el de esta embarazada, quien introdujo una demanda contra la agencia bancaria.

A pesar que la afectada inicialmente realizó el proceso de demanda ante el Tribunal de Barcelona, el cual favoreció a la institución bancaria, ella volvió a introducir una demanda, pero ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, el cual desvió el caso a la Corte de Luxemburgo.   

Entre lo justo y lo correcto

El tribunal ha clarificado que sería ilegal despedir a la dama por estar embarazada, ya que la ampara la normativa comunitaria, sin embargo, han establecido paradójicamente que los motivos relacionados al embarazo son incompatibles con la prohibición de despido.

Claramente, la decisión estuvo basada en motivos laborales justificados por la directiva de Bankia, anulando todo efecto amparado por la justicia europea a aquellas mujeres entre los primeros meses de gestación y la finalización del permiso de maternidad.

Otra acción permitida por las leyes europeas es el despido de una embarazada sin comunicarle ni detallarle los motivos que lo justifiquen y recurriendo al despido, la única especificación para ello es que se precisen los objetivos y seguidamente, se especifican los trabajadores afectados.

El procedimiento de la empresa

Las empresas se ven obligadas por la legislación europea a explicar los motivos generales de que motivan el ERE: motivos técnicos, económicos, organizativos y de producción. Asimismo, el marco legal español no estipula políticas de permanencia en la empresa, tampoco existe la opción de recolocación en otro puesto de trabajo para las trabajadoras embarazadas, recién dadas a luz o en periodo de lactancia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...