7 formas de no perder la concentración si trabajas en casa

Perder la concentración mientras trabajas de casa es muy sencillo, por eso debes disciplinarte con estos trucos

Trucos para no perder la concentración si laboras desde casa

Hay una gran demanda de empleados en este tipo de modalidad, lo cual se ha evidenciado en las estadísticas, las cuales indican que en Europa los profesionales independientes han alcanzado un aumento del 99% durante el periodo del 2000 al 2015, representando un tercio de la fuerza laboral del Viejo Continente.

En la actualidad las barreras de la comunicación se han extinguido, lo cual ha abierto las puertas de muchos a esa popular forma de empleo conocida como freelance, una modalidad que tiene grandes ventajas, sin embargo, se puede perder la concentración si trabajas de esta manera.

Formas de no perder la concentración si trabajas como freelance

Si bien cuando se trata de laborar desde casa se ha convertido en sinónimo de una mayor flexibilidad, control sobre los planes, facilidad de movilización, pero, en contraparte se puede presentar si no se organiza el tiempo dificultades para cumplir con el trabajo.

Para cumplir con la jornada laboral, puede resultar algo extenuante, ya que se tratan de trabajos que requieren de atención todos los días de la semana, se pueden ver afectos los trabajadores al mezclarse inevitablemente su vida laboral con la personal.

7 formas de no perder la concentración

Si trabajas desde casa y te estás enfrentando a ciertos inconvenientes los que pueden estar llevándote a pensar en las formas de no perder la concentración, para lidiar con el deterioro del sueño, la mala higiene postural, el abuso del uso de tecnología, la vida sedentaria y hasta el aislamiento social. Te compartimos estos tips:

  1. Para mejorar tu productividad es importante, organizar tu día, platearte un horario que te permita llevar tus tareas con calma, lo mejor que puedes hacer es que tus conocidos conozcan la existencia de éste y de esta maneras podrás evitar interrupciones que puedan afectar tu desempeño. Piensa en ayudarte con técnicas como la Pomodoro para distribuir tu jornada laboral.
  2. A mayor confort, te sentirás más motivado a desarrollar tu labor, es importante que parte de tus ingresos lo dediques para adecuar tu espacio, has de ese lugar donde trabajas en tu casa, el lugar ideal, para ti, una silla adecuada, una buena mesa, periféricos de calidad y un PC que te ofrezca las prestaciones precisas, representarán un cambio positivo que te harán sentir motivado.
  3. Si bien, si trabajas en casa es porque te sientes más cómodo y con mayor libertad, también hay que tener en cuenta que es necesario contar con un nivel de organización, dedicar un tiempo para trabajar y otro para descansar, si te centras demasiado puedes llegar a estresarte aburrirte, pero si te relajas demasiado puedes terminar afectando tu eficiencia y eso se verá reflejado en tu trabajo ¡intenta mantener un equilibrio!
  4. Así como la tecnología es tu herramienta para trabajar, también puede convertirse en la principal fuente de tu distracción, lo mejor que puedes hacer es desactivar las notificaciones aplicaciones de tus redes sociales o aplicaciones de mensajería, ya que sabemos que habrán cosas o personas que puede generar distracción.
  5. Como te mencionamos habrán momentos para descansar, no tienes por qué prescindir de los descansos, ya que son importantes, sobretodo de forma intermitente, no es buena idea sentarte a hacer tu trabajo y no levantarte ni interactuar hasta que no lo termines. Tienes que hacerte tiempo para realizar actividades tan cotidianas como comer (masticar de forma consciente), intercambiar unas palabras con las demás personas, salir y mirar el exterior de tu casa (saber cómo está el día) y reposar un rato.
  6. Muchas personas disfrutan este tipo de empleo, sin embargo no todas tienen la oportunidad de desempeñarse en ella, por eso hasta consiente de tu labor, piensa, reflexiona y siéntete contento de que te resulte fácil realizar el trabajo en la jornada habitual, disfruta de la comodidad que solo pueden tener las personas que trabajan desde casa.
  7. Crea una rutina que te brinde comodidad, para evitar disminuir tu productividad, y eficiencia, aprovechar el legado de los sistemas aportados por David Allen y otros diversos expertos en la materia.

Planea un esquema que incluya un orden:

Semanal, aquí puedes hacer una revisión a tu mesa de trabajo como la mesa en la que trabajas, o en todo caso a tu bandeja de correo electrónico, lo más recomendable es que te deshagas de esos archivos que ya no necesitas.

Noche anterior, hecha un vistazo a todo lo que has logrado, plantéate nuevos objetivos para el día siguiente, para evitar olvidar algo que debas hacer al día siguiente tomar notas de llamadas o mensajes o coloca una alarma que te recuerde una cita personal o actividad de ocio.

Mañana, una vez te levantas puedes chequear tus asuntos pendientes, organiza tu mañana para que tu día sea muy productiva. Prepárate un buen desayuno, realiza ejercicio o practica un deporte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...