Tips para freelance que no consiguen trabajo

Los freelance pueden aprovechar los periodos en los que no tengan trabajo para mejorar su posición en la red, publicitarse, reforzar su formación o informarse sobre cuestiones legales.

Ser freelance, o autónomo, tiene sus ventajas y desventajas. En este último apartado tenemos los momentos en que los freelance no tienen trabajo. Son momentos duros, en los que surgen dudas sobre el camino a seguir; pero no debemos arrojar la toalla y podemos aprovechar estos baches para fortalecernos. Aquí van una serie de consejos para afrontar estas situaciones:

  • Campaña de promoción: para que nos encuentren es básico que nos promocionemos y así podamos llegar a oídos de nuestros clientes. Podemos utilizar las redes sociales como escaparate, con la colaboración de nuestros amigos que pueden compartir nuestro trabajo e información profesional. También hay que ampliar nuestra red de contactos, con trabajadores de nuestro mismo sector o de actividades vinculadas a la nuestra.
  • Sigue trabajando: que no tengas trabajo no quiere decir que dejes de trabajar. Estamos ante una oportunidad única de poner en marcha proyectos personales que hasta ahora teníamos aparcados, lo que nos ayudará a seguir activos y aumentar nuestro portfolio. Si no lo hacemos, corremos el riesgo de oxidarnos y ser menos productivos cuando volvamos a tener trabajo.
  • Infórmate sobre como está el mercado laboral: el mercado laboral no deja de cambiar, y el precio del trabajo también. Por eso, podemos aprovechar los periodos sin carga de trabajo para estudiar cómo se están pagando trabajos similares a los nuestros o que ofrecen nuestros colegas freelance a sus empleadores. Así, tendremos más opciones de ofrecer rápidamente un presupuesto a los potenciales clientes, algo que seguro que aprecian.
  • Mejora tu posicionamiento online: muchas veces os hemos hablado de lo importante que es tener una buena reputación online. Que nuestros hipotéticos clientes nos encuentren es importante, pero después querrán saber qué podemos ofrecerles, así que podemos aprovechar los parones para actualizar y mejorar nuestro perfil en redes sociales como LinkedIn, nuestro blog o web profesional o nuestro portfolio.
  • Cuestiones legales: otra opción totalmente diferente es dedicar este tiempo de espera a informarnos o resolver cuestiones legales. Los métodos de pago, qué comisiones o impuestos debemos abonar, cómo facturar, etc. Son tareas laboriosas y muy poco agradecidas, pero que a largo plazo nos permitirán ahorrarnos sustos con los impagos, con Hacienda, con la Seguridad Social, etc.
  • Formación continua: acabamos con uno de los tópicos que más hemos oído en los últimos tiempos pero que no por eso debemos ignorar, hay que mantenerse actualizados haciendo cursos, aprendiendo idiomas, familiarizándonos más con los programas informáticos que utilizamos, etc.

Vía: Nubelo

Foto: Scott Maxwell

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...