¿Son los profesionales freelance una tendencia de futuro?

La tendencia de los profesionales freelance es muy fuerte y parece que gran parte de los nuevos empleados no tendrán un contrato laboral fijo como los de antes, sino que serán profesionales autónomos o vinculados en una comunidad, que trabajarán por proyectos, con lo que ello puede suponer de riesgos y de ventajas.

profesionales freelance

Parece ser que eso de tener un contrato indefinido, un trabajo fijo para toda la vida, está pasando a la historia, en adelante los nuevos empleados serán autónomos. Las empresas están cambiando, y los trabajadores que contratan también. La selección de personal se adentra en un nuevo terreno en el que el candidato emergente es un ‘freelance’ con buena preparación técnica y ganas de seguir aprendiendo. Son los autónomos del futuro.

¿Qué es un freelance?

Un freelance es un trabajador autónomo, un trabajador por cuenta propia o trabajador independiente. Es una persona cuya actividad consiste en realizar trabajos propios de su ocupación, oficio o profesión, de forma autónoma, para terceros que requieren sus servicios para tareas determinadas.

La etimología de la palabra freelance deriva del término medieval inglés usado para denominar a un mercenario (free que significa independiente y lance que significa lanza), es decir, un caballero que no rendía vasallaje a ningún señor en concreto y cuyos servicios podían ser alquilados por cualquiera.

A los freelance actuales, generalmente, se les abona su retribución no en función del tiempo empleado en la realización de su trabajo, sino en función del resultado obtenido, sin que las dos partes, contratante y empleado, contraigan obligación de continuar la relación laboral más allá del encargo realizado. Otras veces pueden firmar contratos por obra o trabajo y cobrar por tiempo, sobre todo en el mundo de las tecnologías de la información.

Características del freelance

Una de las características distintivas del freelance, frente al empleo fijo, es que por lo general el trabajador freelance tiene una mayor variedad de asignaciones que en un empleo regular, y casi siempre tiene más libertad de escoger su horario de trabajo. Esto representa una ventaja para quien guste de una labor creativa y tenga la capacidad de administrar debidamente su tiempo de trabajo.

Desde el punto de vista del empleador, la mayor ventaja de contratar a un freelance es asegurar una comunicación efectiva, ya que el cliente tiene una comunicación directa con él, lo que aumenta la calidad de respuesta y evita malentendidos entre ambas partes.

El trabajo freelance recibe, por lo general, mejor retribución que el fijo pero carece de beneficios laborales tales como seguro médico o indemnizaciones de retiro (a no ser que cotice en el sistema nacional de la Seguridad Social) y está sujeto a una posible variación en los ingresos.

Otro característica a tener en cuenta es que el freelance se debe preocupar por la obtención de nuevos clientes, la realización de nuevos productos, la actualización de sus conocimientos, lo cual le brinda la oportunidad de incrementar sus ingresos e incluso, a veces, la de iniciar una empresa o la de obtener un empleo fijo de relevancia.

A veces un freelancer trabajará con uno o más freelance o vendedores para formar una “agencia virtual” para servir a las necesidades particulares de un cliente para un trabajo o asignación de corto plazo o permanente. Este versátil modelo de agencia virtual puede ayudar a un freelancer a conseguir trabajos que requieren de experiencias y destrezas específicas y segmentadas fuera del ámbito de un individuo.

Los freelance también tienen que lidiar a menudo, ellos mismos, con contratos, asuntos legales, contabilidad, mercadeo, y otras funciones de negocios, ya que si deciden pagar por servicios profesionales o asesorías, pueden convertirse en desembolsos significativos, pero como contrapartida, las horas de trabajo podrán superar las normales de una jornada laboral.

Todo lo indicado anteriormente exige del freenlace una serie de cualidades particulares: preparación técnica, mucha dosis de motivación, entusiasmo, ganas de seguir aprendiendo. Capacidad para afrontar riesgos y prever y proveer para el futuro (enfermedad, edad avanzada, disminución temporal de ingresos, sanidad privada, plan de pensiones privado, etc.).

Expectativas de futuro de los freelance

La tendencia de los freelance es muy fuerte en algunos países. En Estados Unidos, el 50% de los nuevos empleados no tendrán un contrato laboral como los de antes, sino que serán profesionales autónomos o en una comunidad, que trabajarán por proyectos.

Esas tendencias, junto con la digitalización, han cambiado también la forma de buscar candidatos, en los que su personalidad contará mucho con vistas a un continuo aprendizaje.

Según las últimas encuestas la preferencia por convertirse en un emprendedor alcanza el 67% en los jóvenes de 16 a 34 años, frente a un 46% en el resto. Además, el 56% de los jóvenes preferirían tener una carrera profesional por proyectos y no estar ligados a una sola empresa.

Los que apuestan por este nuevo modelo laboral dicen que el mercado laboral será mucho más flexible, que los trabajadores tendrán libertad para gestionar su carrera y no les importará tanto su seguridad laboral porque podrán ganar fácilmente dinero con sus competencias.

Todo parece muy bonito, pero también lo parecía la propuesta económica de Adam Smith, el considerado padre de la economía moderna, que afirmaba que si el Estado se enriquecía todos resultarían enriquecidos, que el liberalismo absoluto conduciría a la riqueza universal.

En épocas de bonanza cualquier propuesta económica puede ser bien acogida, pero cuando las cosas no pintan tan bien, si no existe ningún tipo de regulación, se enriquecerán solo unos pocos, los de siempre.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...