Seis claves para lograr financiación

Conseguir financiación para poner en marcha una empresa o hacerla crecer es una tarea cada vez más complicada. Hoy vamos a conocer seis aspectos muy importantes a la hora de convencer a un inversor para que apueste por nuestro negocio.

Cada vez es más difícil conseguir financiación.

Unos de los problemas más frecuentes con los que nos encontramos a la hora de abrir nuestra propia empresa o de hacerla un poco más grande contratando a otro empleado es el de la financiación. Desde hace unos años los bancos son cada vez más reacios a prestar dinero, y si se lo pedimos a familiares o amigos es fácil que obtengamos la misma respuesta negativa, por lo que vamos a ver algunas claves a la hora de conseguir inversores para nuestro proyecto.

  • Implicación: tanto nosotros como nuestros socios -si los tenemos- debemos estar implicados al 100% con el proyecto. Puede parecer una obviedad, pero si no le ofrecemos una dedicación total y tenemos la cabeza en otro sitio las perspectivas de futuro no serán buenas.
  • Presentación: es uno de los aspectos más importantes para atraer inversores hacia nuestro proyecto. Quieren ver un prototipo de negocio con todos los elementos que demuestran su funcionamiento en el presente y su solidez en el futuro. Hay que tener claro que los inversores se fijan en el negocio, no en nuestra figura.
  • Clientes: hay que tener definido nuestro objetivo, saber quiénes serán nuestros clientes, además de unas perspectivas de crecimiento todos los meses. Normalmente el incremento suele estar en torno al 15%, aunque todo depende del negocio al que se dedique nuestra empresa y del tamaño de nuestros clientes, ya que no nos aportará lo mismo una pequeña empresa local que una gran compañía.
  • Compromiso de los clientes: una vez definidos nuestros clientes, hay que demostrar que están interesados en lo que les ofrecemos, que nuestro producto les gusta y les resulta útil. Si ya tenemos abierto el negocio, el tráfico de nuestra web (usuarios que entran, tiempo de permanencia y la utilización o no de lo que ofrecemos) es una buena manera de calibrar este compromiso.
  • Uso del producto: tras demostrar la potenciabilidad del producto y el compromiso de nuestros clientes, es el turno de la fidelidad. Los inversores estarán mucho más interesados en un producto que nuestros hipotéticos clientes vayan a utilizar de manera habitual o con cierta frecuencia que en un producto de uso esporádico.
  • Precio: la última pregunta a la que tendremos que enfrentarnos es si la gente está dispuesta a pagar por lo que le ofrecemos. Si la respondemos con un claro si, habremos dado un gran paso para lograr la financiación que buscábamos.
Estos seis pasos son clave para explicar el negocio real que se esconde detrás de unproyecto y los nombres de la empresa y el nuestro propio. ¿Tenéis alguna idea más para conseguir financiación?

Fuente: Expansión

Foto: Images_of_Money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...