¿Por qué los autónomos retrasan su jubilación más allá de los 65 años?

Los autónomos se ven complicados cada día, pues su trabajo los obliga a jubilarse luego de los 65 años

Los autonomos se ven obligados a retirarse tarde de sus actividades

Llegar a la edad de ser un jubilado no es algo sencillo para algunos, quizás en gran parte el temor a sentirse viejo e inútil tiene mucho que ver con la postergación de la jubilación. Sin embargo, algunos datos influyen en retrasar la jubilación sobre todo en los autónomos, entre ellos se encuentra el hecho de que el gasto por pensión aumenta el 3%, mientras que el ritmo de pensionados sólo en 1%.

Razones obvias de los autónomos

Aunque para algunos no jubilarse significa estar en esclavitud, la verdad es que las personas con empleos por cuenta propia no lo ven así. Cada quien puede tener motivos muy personales lejanos a lo que exponemos, pero la parte económica sin duda tiene gran peso en la toma de decisión sobre jubilarse o no. Sus razones para no jubilarse pueden ser:

Pago menor de cuota

A lo largo de los años muchos pensionistas autónomos decidieron cotizar siempre la cuota mínima, esto sin duda afecta a la hora del retiro porque si pagas menos recibes menos. Aunque ya es sabido que esta decisión se traduce en una pensión precaria, sólo un pequeño grupo parece haberlo entendido. Con poco más de 700 euros mensuales, retrasar la jubilación representa sin duda una opción acertada.

Sin tiempo mínimo exigido

El tiempo mínimo para la cotización en el sistema de pensiones es de 15 años, si un autónomo no ha cubierto este tiempo entonces se habla de “prolongación voluntaria de la vida laboral”, luego de la última modificación del sistema este período extenderá progresivamente hasta el año 2027 alcanzando los 25 años como tiempo mínimo.

Brecha amplia

Entre el pensionista asalariado y el autónomo hay una brecha grande que enfrentar, según el Instituto Nacional de Estadística quien trabaja de forma independiente recibe como pensionista 710, 40 euros mientras el asalariado 1.209,07. La supervivencia se hace cuesta arriba con esos 500 euros por medio de diferencia, sin duda un motivo para retrasar la jubilación.

El sistema incentiva

Los pensionistas que solicitan jubilación anticipada reciben reducción en la pensión, quizás como una sanción velada, un caso contrario sucede con quien trabaja por cuenta propia porque el sistema premia el hecho. La pensión se incrementa entre un 2% y 4%, esto calculado en base a cada año cotizado luego de la edad legal establecida para la jubilación. Los porcentajes no son nada despreciables: 2% con menos de 25 años cotizando, 2,75% de 25 a 38 años, 6 meses y un 4% para quienes tengan más de los 38 años en el sistema.

Una jubilación activa

En cuanto a jubilación la nueva Ley de autónomos permite un estado activo, las personas que trabajen por cuenta propia y tengan algún tipo de personal a cargo, pueden mantenerse activos aun teniendo la edad para jubilarse. El sistema de pensiones ahora permite que aunado a la actividad, la persona con edad legal de jubilación compagine su trabajo recibiendo hasta el 100% de la pensión.

Datos sobre los pensionistas autónomos

Aunque lo insostenible del sistema de pensiones tiene mucho que ver, una de las verdades necesarias de contar es que en España más de 200.000 autónomos con edad adecuada para la jubilación han decidido retrasarla, para ellos es mejor mantenerse activo y continuar cotizando.

Falta de proyección

La mayoría de personas en edad de jubilación no han recibido asesoría sobre la mejor manera de llevar sus cotizaciones, no se les explica la importancia de cotizar con cuotas por encima de la mínima. Otro de los problemas es que luego de 10 años las “inversiones” que un banco ha propuesto no dio resultados, al revisar, la rentabilidad terminó con un consumo del 75% del dinero que se supone sería para una vejez digna.

Una decisión obligada

No todas las personas en actividad por cuenta propia comienzan desde edad media en este ámbito, muchos ya pasaron las decepciones de los contratos con terceros. Para algunos se hizo difícil calar y establecerse en alguna empresa sólida, hasta que se dan cuenta que por su edad ya será imposible lograrlo. Comienzan a ser autónomos a una edad avanzada donde les toca continuar para cubrir el tiempo máximo que el sistema les permite.

Falta de planes

La mayoría de autónomos no se sentó con seriedad a revisar cómo sería su vejez, quizás no tendrían que posponer la jubilación si a la par de su actividad hicieran otras inversiones o ahorros de largo plazo. También muchos perdieron un empleo sólido donde pensaron podrían alcanzar el monto máximo de jubilación.

Cambios que benefician en el sistema

Para el año 2018 entraron en vigencia cambios que benefician a los autónomos, algunos quizás sirvan de motivo para aplazar la jubilación. Entre las más destacadas se encuentra que entre los 12 primeros meses habrá una reducción de 80%, y 50% para los 48 meses siguientes especialmente para casos de víctimas por violencia de género y discapacitados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...